Ciencia

Expertos de la Universidad de Chile aseguraron que la grasa de la liposucción podría tratar el alcoholismo

Académico realizó un compuesto químico antiinflamatorio y antioxidante que neutralizaría la compulsión de consumir bebidas de este tipo.

Getty Images
Por Florencia Couyoumdjian
Viernes 09 de Oct, 2020 - 20:16
Actualizada el Viernes 09 de Oct, 2020 - 20:17
Compartir

En el contexto del aumento del consumo de alcohol durante la pandemia, específicamente un 21% según el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol, el académico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, Yedy Israel, desarrolló un proyecto que busca ser una solución a este flagelo.

De esta manera, el profesor explicó que el alcohol produce rancidez oxidativa y sobreinflamación en el cerebro, efecto que podría durar varios meses, y que provocaría que la persona vuelva a consumir bebidas alcohólicas de forma compulsiva.

Con el ejemplo del doctor ruso, Iván Pávlov, que logró que un perro asociara el sonido de la campana con la acción de comer, el académico Yedy Israel afirmó que la adicción al alcohol se asemeja este fenómeno.”Se produce un efecto biológico y el cerebro capta como si tu estuvieras tomando un poco de alcohol con sólo verlo. Por tanto, necesitamos un compuesto que sea antinflamatorio y antioxidante, ya que estos fenómenos perpetúan en la memoria lo rico y lo agradable que le pareció a la persona beber. Esto incentiva que pase del me gusta al lo necesito”, añadió.

Para lograr estos efectos se usará grasa de la liposucción obtenida de intervenciones estéticas. Así, el proceso consistirá en separar el tejido adiposo y lograr aislar las células madre presentes en él. Luego, se procederá a limpiarlas y activarlas químicamente, con el fin de producir sustancias antiinflamatorias y antioxidantes. De esta forma, los componentes resultantes evitarían la necesidad de consumir alcohol. 

Actualmente, el equipo investigador está buscando sustancias químicas conocidas para reemplazar las células madre. Y, a futuro, se espera convertir esta innovación en un spray nasal para el tratamiento del alcoholismo.

Este tratamiento tiene muy buenas proyecciones, ya que no produce rechazo a diferencia de otros. También es importante destacar que no estamos penalizando a la persona para que tenga una reacción desagradable antialcohólica, sino que estamos logrando que ya no necesite beber“.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto