;

Tras chascarro de Priscilla Vargas en “Tu Día”: qué es el mewing y qué tan efectivo podría resultar

La periodista denunció supuestas amenazas en vivo por parte de un hombre que en realidad estaba haciendo referencia a la técnica.

Tras chascarro de Priscilla Vargas en “Tu Día”: qué es el mewing y qué tan efectivo podría resultar
Revisa la seccion lo ultimo

Esta semana Priscilla Vargas y José Luis Repenning vivieron un bochornoso momento mientras se emitía “Tu Día”, el matinal que conducen por la señal de Canal 13.

Resulta ser que el dúo denunció una supuesta amenaza en vivo tras repasar un contacto desde la calle donde se estaba haciendo un proceso de fiscalización de taxis y colectivos en la comuna de Estación Central.

Revisa también:

ADN

“Tenemos un registro incluso de amenazas a nuestro compañero de trabajo. Miren por favor esta imagen”, explicó Vargas mientras se mostraba una repetición reciente de un hombre haciendo un par de gestos a la cámara.

Mire el corte de cuello (...) ¿qué es eso?, ¿por qué nosotros que aguantar esas actitudes, esas amenazas?”, cuestionó Pri junto al panel.

Pero el asunto no quedó ahí porque el registro se viralizó por internet y los entendidos argumentaron que no era una ofensa en absoluto, sino que se trataba de la técnica del mewing.

¿Qué es el mewing?

Popularizado ampliamente por internet y redes sociales, el mewing es la denominación para una serie de ejercicios faciales que tienen como fin cambiar la morfología de la mandíbula.

En simple, se ha hecho popular la creencia de que ejercerlo podría generar un contorno más definido para esa parte de la cara, de manera natural y sin ningún tipo de producto o intervención estética.

¿Y el gesto de guardar silencio y pasar el dedo por el rostro? Hace referencia a que la persona no puede hablar porque está aplicando dicho proceso.

La misma fue creada por el ortodoncista británico John Mew y originalmente se difundió para promover la correcta posición de la lengua que debería ir contra la parte superior y anterior del paladar.

“Se cree que puede llegar a cambiar la morfología de la mandíbula y de los maxilares superiores, pero la realidad es que no hay evidencias científicas que la respalden para este fin”, explicó a la revista Vogue la doctora Yvette Pons.

Eso sí, el correcto posicionamiento sí podría traer una mejor respiración por la nariz, una correcta oclusión dental o derechamente aumentar el tono muscular sublingual y submentoniano.

Contenido patrocinado

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

ADN Radio
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

URL copiada al portapapeles

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad