;

Presidente Boric: “En la política hay un perverso incentivo a pensar en la próxima elección más que en la próxima generación”

El Mandatario participó del lanzamiento del libro Chile 2050. Un país. Cuatro Presidentes (Clapes UC), que recoge reflexiones sobre el futuro de su antecesores Sebastián Piñera, Michelle Bachelet, Ricardo Lagos y Eduardo Frei.

Agencia Uno

Agencia Uno / CBA

Revisa la seccion lo ultimo

Fue en el salón de honor de la Universidad Católica que se lanzó, la mañana de este este jueves, el libro Chile 2050. Un país. Cuatro Presidentes (Clapes UC), en el que se recogen los desafíos y reflexiones de los exmandatarios Eduardo Frei, Ricardo Lagos, Michelle Bachelet y Sebastián Piñera, desde el presente al año estimativo que nomina el texto.

En la instancia participó el expresidente de Colombia y premio Nobel de la Paz, Juan Manuel Santos, y también el Presidente Gabriel Boric. Este último destacó, al inicio de su intervención, que “pese a las diferencias (políticas de sus antecesores) (...) Hay muchísimas concordancias respecto al futuro, y debiéramos recogerlas”.

Revisa también

ADN

Citó luego a la economista Jeannette Von Wolfersdorff, quien compara que la reacción de las personas ante un pelotazo es inmediata, “pero ante riesgos que se perfilan de más largo plazo en el tiempo, que no se perciben de inmediato, como por ejemplo la crisis climática, le cuesta mucho más moverse”: “Respecto a esos desafíos futuros, hay muchísimas coincidencias entre los cuatro expresidentes”.

En política, a su juicio, “26 años no es tanto (tiempo)”: “Parece muy lejos, pero pensemos dónde estábamos hace 26 años (1998): adportas de la crisis asiática, de la elección Lagos-Lavín; yo mismo tenía 12 años, pero recuerdo esa época muy patentemente”.

Con esa mirada, hizo una crítica al debate público contemporáneo nacional: “En la política hay un perverso incentivo a pensar en la próxima elección más que en la próxima generación, y ahí es donde los hombres y las mujeres de Estado, que no son solamente los presidentes de la República, tienen que marcar la diferencia: ser capaces de pensar más allá de la coyuntura; prospectivas los desafíos del futuro y empezar a actuar desde ya”.

Luego, hizo un desglose de la forma en la que cada exmandatario citado en el libro lo ha influido: con Piñera “conversábamos bastante, mucho diálogo, de hecho, conversamos el día anterior a su fallecimiento”; con Lagos “he ido a su casa varias veces, a la fundación; hemos tenido conversaciones del pasado, de la historia de Chile, como también esa preocupación permanente de Ricardo Lagos sobre el futuro, la crisis climática”; sobre Frei destacó “sobre todo respecto a la apertura comercial: con el presidente Aylwin se recupera la inserción de Chile al mundo. Estábamos aislados (...) Con Aylwin se da algo que es la apertura de Chile al mundo, y el presidente Frei hace algo con mucha visión, que es la apertura comercial de Chile al resto del mundo, que es algo que hoy es reconocido en todos los foros internacionales (...) Este año voy a tener una gira a India e Indonesia el segundo semestre, dos países donde esperamos abrir mercados importantes para nuestro país (...) El potencial que existe allí es tremendo. Y también hemos conversado, a propósito de otra de sus grandes preocupaciones, que es la infraestructura”.

Con Bachelet, finalmente, resumió: “tenemos una profunda complicidad, yo converso con ella permanentemente, prácticamente todas las semanas, y muchas coincidencias”.

Democracia y desarrollo

El siguiente punto en el que puso el foco, y que también fue expresado por los expresidentes en el libro, fue la democracia y el desarrollo: “La democracia nos aporta reglas para dirimir nuestras diferencias de una manera pacífica, respetando los derechos de todas y todos. Y la meta de desarrollo supone alcanzar un nivel de bienestar para el conjunto de las personas que descansa en una economía que crece, que complejiza su matriz productiva y que distribuye de manera justa la riqueza que genera, creando así una sociedad integrada y cohesionada socialmente”.

Sobre la democracia misma, advirtió: “Hoy en nuestro país la democracia la damos por sentado, y no lo está. Y tenemos que cuidarla y tenemos que protegerla (...) Me parece muy orientador que los cuatro expresidentes pongan en el centro de sus intervenciones la importancia de la democracia en el futuro de Chile”.

“Hoy, todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria dice, al menos, estar comprometidas con las instituciones democráticas. Pero las instituciones hay que cuidarlas. El presidente Frei lo menciona en su intervención: las instituciones pareciera que muchas veces no importan, pero son tremendamente importantes para el desarrollo de un país”, añadió más tarde.

A renglón seguido, reparó en que “la ciudadanía se ha perdido valor de la importancia de la democracia y fuerzas que con su acción la debilitan”, antes de hacer guiños a su par de El Salvador, Nayib Bukele, y de Argentina, Javier Miley. Del primero, dijo:

“Hoy podría parecer tentador el renunciar a ciertas libertades propias de un Estado de derecho democrático para, por ejemplo, tratar de garantizar mayor seguridad en el corto plazo. En eso ponen como ejemplo otros países que están avanzando en esa dirección, en donde ya se han hecho modificaciones constitucionales para permanecer en el poder de manera permanente o de manera prolongada más allá de lo que su mandato original les establecía”.

Del segundo, en tanto, citó al expresidente Piñera, que recalcaba que el uso y abuso de redes sociales, y la preocupación por las encuestas semanales, “le ha hecho muy mal a la democracia. Y es importante que quienes tenemos responsabilidades de Gobierno, pero por sobre todo de Estado, seamos capaces de mirar más allá de esa coyuntura semanal: de la tentación del like, de la tentación del retuit. Hoy pueden revisar en redes sociales, hay muchos presidentes actualmente en ejercicio que están permanentemente peleando y discutiendo a través de redes sociales. Yo como diputado era muy bueno para eso, como Presidente he aprendido que las responsabilidades de mi cargo me obligan a tener otra conducta respecto a estos temas porque soy el Presidente de todos los chilenos y chilenas, y esa conciencia se tiene que expresar. Y esa conciencia se tiene que expresar, y los cuatro expresidentes, de quienes aprendí, tenían muy claro aquello”.

“La democracia y las instituciones no están cumpliendo con las expectativas de la ciudadanía. El mejor ejemplo es el caso de la reforma de pensiones: llevamos más de 10 años discutiéndola y aún no somos capaces de ponernos de acuerdo”, acotó luego.

¿Se puede alcanzar el desarrollo del país en 2050? Expuso el Presidente: “Si fuéramos capaces de ponernos de acuerdo en torno a un conjunto de políticas públicas clave y las tratáramos como políticas de Estado, tendríamos gran parte del recorrido realizado”.

Para lo anterior, llamó a trabajar sobre cuatro ejes: industrialización y modelo de desarrollo (infraestructura); educación y de él, “inteligencia artificial, que es una revolución cuántica respecto de cómo se ha entendido la adquisición de conocimiento”; la protección social; y delincuencia “que es hoy una de las preocupaciones más importantes de la sociedad”. Sobre esto último propuso: “Cuando se aborda la seguridad solamente de la perspectiva de un mayor punitivismo, muchas veces le hacemos un favor al crimen organizado y no solucionamos el tema de fondo (...) Tenemos que invertir mucho más en cultura y en deporte”.

“(Se engloba todo) desde dos perspectivas fundamentales: uno, el lugar donde uno nace no determine el lugar donde uno muere y por lo tanto, el poder mejorar la posición social y las condiciones materiales a lo largo de la vida sea la regla que la excepción, y eso es principalmente a través de la educación”; y segundo, “los padecimientos inexorables de la vida, como la enfermedad, la vejez y algo que no es padecimiento pero que es importante para nuestra reproducción, que es la crianza, se entiendan como dimensiones compartidas y no individuales, o solamente al nivel de la familia, sino que se tienen que abordar con un colchón común. Y ahí la protección social, que ponía como eje de desarrollo, es fundamental”.

Contenido patrocinado

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

ADN Radio
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

URL copiada al portapapeles

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad