;

“Le he fallado a Dios”: condenan a ex sacerdote chileno a casi 22 años de cárcel por abuso sexual infantil en Estados Unidos

Jaime Adolfo González Farías de 69 años fue encontrado culpable de intentar agredir sexualmente a un menor de edad y mostrarle pornografía en Carolina del Sur.

Referencial Getty Images

Referencial Getty Images / Liudmila Chernetska

Revisa la seccion lo ultimo

El exsacerdote católico Jaime Adolfo González Farías, también conocido como “Padre González”, de 69 años fue condenado por un tribunal de Carolina del Sur en Estados Unidos a casi 22 años de cárcel, luego de ser encontrado culpable de abuso sexual infantil.

Revisa también

ADN

De acuerdo a lo indicado por medios locales, González Farías fue condenado a 21 años y 10 meses de cárcel pese a que arriesgaba cadena perpetua, luego que la jueza federal Mary Geiger Lewis aceptara rebajar la pena de cárcel, agregando vigilancia de por vida en caso de que sea liberado.

De acuerdo a lo indicado en el proceso judicial, tras haber trabajado en tecnología médica, participar de retiros espirituales con monjes y entrar al sacerdocio en Chile, viajó a Estados Unidos en 2001, siendo enviado a servir en tres iglesias de Carolina del Sur en Newberry, Joanna y Laurens, donde conoció a la familia de un niño de 11 años, a quienes entregó más atención que al resto.

“Le he fallado a Dios”

Según el expediente, González Farías -que fue sacerdote por 30 años- comenzó a entregar regalos y otras cosas a la familia del niño, llevando incluso al menor de edad de vacaciones a una playa en Florida en noviembre de 2020. Allí, de acuerdo a lo relatado por agentes del FBI, intentó agredirlo sexualmente y se comportó de formas inapropiadas, mostrándole pornografía.

Tras ser acusado, el excura se declaró culpable de haber llevado al menor con la intención de participar en actividades sexuales, mientras que su abogado pidió una sentencia de 10 años porque su declaración evitó una revictimización del niño y su familia, ya que así no testificaron ni tuvieron que revivir lo ocurrido.

En ese contexto, González Farías escribió una carta a la familia del niño agredido, reconociendo el delito, lamentando haber violado la confianza que le habían entregado.

Le he fallado a Dios, a nuestra Iglesia Católica y a ustedes que me abrieron la puerta de su casa y dejaron que su hijo pasara tiempo conmigo”, señala la misiva de acuerdo a lo indicado por medios locales.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

ADN Radio
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

URL copiada al portapapeles

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad