Presentado por

Estudios preclínicos respaldan que la presencia de CPC en enjuagues bucales reduce el poder de infección del SARS-CoV-2

La capacidad antiséptica del Cloruro de Cetilpiridinio (CPC) sería un gran aliado en la prevención de virus y bacterias que ingresan a nuestro organismo a través de la boca.

Lunes 31 de May, 2021 - 11:31
Actualizada el Lunes 07 de Jun, 2021 - 09:52
Compartir

Para nadie es un misterio que una buena salud bucal repercute y ayuda a una buena salud general. Por eso, los hallazgos alrededor del Cloruro de Cetilpiridinio (CPC), como aliado frente a virus y bacterias que entran por la boca, surge  como una nueva medida de protección en medio del actual panorama sanitario.

Muchas veces, sobre todo desde que somos niños, nos preguntamos por qué tanto cuidado, dedicación y disciplina con el cepillado y el uso de enjuagues bucales . La respuesta es simple, pero nos abre un mundo: Desde que nacemos la cavidad bucal actúa como una vía de entrada de microorganismos a nuestro cuerpo y, al mismo tiempo, como una vía de transmisión de los mismos a los demás.

Por eso, la reducción de la carga viral en boca podría ayudar a bajar la gravedad de ciertas enfermedades infecciosas y, al mismo tiempo, aminorar el riesgo de transmisión de cada uno frente a su entorno.

De hecho, estudios preclínicos han demostrado que el Cloruro de Cetilpiridinio (CPC) de algunos enjuagues bucales, reduce la capacidad de infección del SARS-CoV-2. Miembros del equipo de investigación del grupo PISTA de IrsiCaixa, centro impulsado conjuntamente por la Fundación “La Caixa” y el Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya, (España) en colaboración con científicos de DENTAID Research Center, descubrieron en diciembre de 2020 que el Cloruro de Cetilpiridinio (CPC), un componente químico que está presente en algunos enjuagues bucales, tiene efecto antiviral.

“El efecto antiviral se ha demostrado en estos estudios preclínicos in vitro, por lo que el siguiente paso será hacerlo en un ensayo clínico para evaluar su eficacia en seres humanos, que estará liderado por la Fundación Lucha contra el Sida y las Enfermedades Infecciosas (FLS)”. A su vez, indican desde el grupo PISTA, puntualizando que el CPC “es capaz de reducir unas 1.000 veces la capacidad de infección del SARS-CoV-2 en estudios preclínicos  llevados a cabo en células en el laboratorio”, dando cuenta que la membrana, elemento imprescindible para los virus a la hora de reconocer las células e infectarlas, se desestabiliza en contacto con el CPC, logrando que la proteína S o spike, deje de ser funcional y el SARS-CoV-2 sea incapaz de infectar.

Proteger nuestra boca en medio de la contingencia pandémica, ahora es más importante que nunca. Por eso, agregar a nuestras medidas de protección rutinaria como el uso de la mascarilla, mantener el distanciamiento físico y el lavado de manos, el uso de productos con CPC, ayudará a seguir protegiéndonos de éste y otros virus y bacterias en el invierno que se aproxima.

Para más información de producto visita www.dentaid.cl/vitis-cpc-protect/

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto