;

Sinfónica U. Concepción celebró un nuevo aniversario retomando su senda histórica

El virtuoso conjunto del Biobío dedicó su último concierto a la figura del compositor ruso Sergei Rachmaninov, en un repleto Teatro Universidad de Concepción.

Orquesta Sinfónica U. Concepción

Orquesta Sinfónica U. Concepción

Revisa la seccion lo ultimo

71 años de historia cumplió la Orquesta Sinfónica Universidad de Concepción, uno de los conjuntos más virtuosos del país, y los celebró con un concierto especial donde lo más loable es que se rectifica un rumbo que venía desenfocado en los últimos años.

Esta orquesta, auténtico tesoro nacional, que se ha caracterizado por abordar repertorio de ingente tamaño, como obras de Strauss, Wagner, Mahler, Bruckner, Shostakovich, más música modernista y autores nacionales, estuvo sometida pospandemia, por parte de la última administración de la Corporación Cultural U. Concepción (Corcudec), a realizar un sinfín de conciertos populistas y de géneros ajenos a lo que cultiva una orquesta sinfónica, que la alejaron de la senda que siempre la mantuvo en la primera línea de la música de tradición escrita en el país.

Eso se acabó. Y ese alivio se sintió en el concierto aniversario, realizado el pasado sábado 1 de julio en el Teatro U. Concepción, donde el público penquista, como ha sido la tónica histórica, repletó sus butacas demostrando aquel orgullo de tener un conjunto de tal calibre en su ciudad.

La propuesta fue conmemorar los 150 años del nacimiento (y 80 años de fallecimiento) del compositor ruso Sergei Rachmaninov (1873-1943), siendo un nombre apreciado transversalmente por los amantes de la música y que ciertamente posee material para el lucimiento de la orquesta. En el podio estuvo el director invitado Lorenzo Tazzieri, de Italia, y como solista, en la primera parte, la pianista de igual nacionalidad Claudia Vento, muy joven, y ciertamente muy talentosa y promisoria, con varios concursos ganados a su haber.

ADN

Cellos de la Sinfónica Udec

El Concierto para Piano No.2 Op.18 es un “hit” sin duda, y una obra que atrae a todo público, incluyendo el auditor casual, que lo reconocerá por su aparición en diversas películas, o porque del segundo movimiento se basó la canción setentera ‘All by Myself’.

Vento entregó una interpretación llena del esperable entusiasmo juvenil, apasionada incluso, y perfectamente en sintonía con el director, en que ambos buscaron siempre el fluir diáfano del material melódico. Una mayor profundidad interpretativa vendrá sin duda con la experiencia, pero claramente se trata de una intérprete con futuro.

Pero fue en la segunda parte del concierto, que consistió en la Sinfonía No.2 Op.27, donde se apreció la tremenda capacidad de la orquesta para obras de envergadura, retrotrayendo el recuerdo a decenas de hitos programáticos de sus tiempos prepandémicos.

Tazzieri demuestra su ligazón a la ópera, ya que maneja certeramente atmósferas y le imprimió la dosis justa de drama a los cuatro movimientos de la obra, donde pasamos del romanticismo puro y duro del primero, a la fuerza rítmica del segundo, la profunda melancolía del tercero, y lo lúdico del cuarto, todo articulado como un viaje interno del artista, del propio compositor, cuya música brilló en este emocionante concierto. Hay que poner atención a las próximas fechas que realice la cumpleañera Sinfónica U. Concepción.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

ADN Radio
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad