La Roja

OPINIÓN | Roja Femenina: atrás el debut, la aventura olímpica continúa

La relatora de la Roja Femenina nos entrega su punto de vista crítico en torno al rendimiento de la Roja Femenina en su derrota ante Gran Bretaña.

Ayman Aref/NurPhoto via Getty Images
Por Rocío Ayala
Miércoles 21 de Jul, 2021 - 14:53
Actualizada el Miércoles 21 de Jul, 2021 - 19:31
Compartir

Se me puso la piel de gallina al ver a las jugadoras de la selección chilena femenina cantar el himno en este debut de los Juegos Olímpicos. Yo compartí con algunas de las futbolistas en mi corto paso por Universidad Católica y confieso que en 2011 ni el más optimista y soñador habría pensado que llegarían tan lejos.

Este equipo viene trabajando hace mucho tiempo, no aparecieron en la Copa América de 2018. Algunas están desde 2006, varias fueron al Mundial sub 20 de 2008. Por lo tanto estar ahí cantando ese himno es más que un premio al esfuerzo, porque es fácil soñar cuando ya hay un camino dibujado y cuando ya hay referentes a quienes copiar, pero ¿qué pasa si no hay nada de nada?

Muchísimo tiempo fueron desconocidas, olvidadas, abandonadas, y la sociedad finalmente trataba de convencerte que, si eres mujer, el fútbol nunca sería nada más que un hobby e incluso una pérdida de tiempo. Con toda esa mochila, lo que ellas han hecho es más que histórico, es absolutamente trascendental.

Las sorpresas tácticas de José Letelier

Creo que donde más hemos tenido problemas en el último tiempo es en conformar la defensa. Desde que dejaron la selección chilena Rocío Soto y Su Helen Galaz, se ha buscado a su reemplazante por la banda derecha y en el último amistoso contra Alemania se optó por Nayadeth López, que generalmente la vimos como contención en España.

Sorprendió que mantuviera de central a Daniela Pardo, una futbolista demasiado polifuncional y que fue una de las mejores en el partido, y que pusiera en la banda izquierda a Camila Sáez, que conoce el puesto y ha estado ahí en algunos partidos del Rayo Vallecano, pero mayoritariamente la vemos de central.

En los primeros minutos, Chile se vio superado por Gran Bretaña, por ambas bandas complicó mucho las subidas de Lauren Hemp y Georgia Stanway, que siempre lograron llegar a línea de fondo para centrar rasante y combinar con Kim Little, que fue la armadora del cuadro europeo a metros de nuestra área, y dentro de ella luchaba el balón con olfato goleador Ellen White.

Al término del primer tiempo era un alivio ver que el resultado era solamente 1-0, porque Chile le entregó todo el protagonismo al rival. Fue difícil ver tres pases seguidos de la Roja, aunque a finales de los primeros 45 minutos, se vio con más iniciativa e incluso Karen Araya se atrevió con un tiro de distancia.

Los cambios no ayudaron a la Roja Femenina

Como Gran Bretaña tuvo el balón, Daniela Zamora y Yanara Aedo tuvieron que bajar mucho para ayudar en labores defensivas, María José Urrutia no pudo lucirse frente al arco de Ellie Roebuck, y simplemente no dejaron jugar a Yessenia López, que es la que puede dejar a sus compañeras solas frente al pórtico.

Chile tuvo un poquito más el balón, pero apenas recuerdo alguna intervención de la arquera inglesa, porque prácticamente la Roja no pateó al arco.

A pesar de los cambios de Letelier, de soltar más a Karen Araya con el ingreso de Mardones, buscar marcar la diferencia con el talento de Yenny Acuña (que en los 12 minutos que estuvo mostró algunas cositas diferentes) y el intento de recuperar atacar por la banda con Rosario Balmaceda, el marcador quedó 2-0 en favor de Gran Bretaña.

Fue un partido ingrato para Chile. Lamentablemente no tuvimos oportunidades de ver a Tiane Endler realizar los tapadones de siempre, pero destacaron los cruces de Daniela Pardo para despejar la pelota desde el fondo.

Esperemos que contra Canadá la Roja pueda encontrar maneras de llegar al arco rival, ya sea a través de ataques directos o construido, que logre generarse más opciones de balón detenido, para aprovechar el buen juego aéreo de Guerrero y Sáez.

Estoy esperanzada que aún se puede, queda muchísimo torneo, pero definitivamente lo primero es lograr que llegue el ansiado gol que gritaré con todo el corazón. ¡Vamos Chile!

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto