Internacional

Aborto en Estados Unidos: cuatro estados lo consolidaron como derecho constitucional vía referendos

El gobernador de California, Gavin Newsom, uno de los territorios que lo consagró, dijo: “Afirmamos claramente, con convicción, que somos un verdadero estado de libertad. Que aceptamos los derechos de las mujeres y las niñas”.

Getty Images
Por Diego Bravo
Miércoles 09 de Nov, 2022 - 15:59
Compartir

Fue vía referendos que cuatro estados de Estados Unidos resolvieron, este miércoles, consagrar el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo: Kentucky, Michigan, Vermont y California. Además, el estado de Montana, en la misma línea, mostraba de forma preliminar la misma decisión.

En junio pasado, la Corte Suprema estadounidense resolvió que el derecho al aborto no existía a nivel constitucional, lo que delegaba a los estados a decidir si se permitía o no en cada territorio. Con los resultados de los referendos, los cuatro antes mencionados se convierten en los primeros en el país norteamericano en hacer que la derogación de la Ley Roe versus Wade (sobre la que se basó el argumento de la Corte) sea inaplicable.

En concreto, la medida señala en la Constitución estatal que el gobierno local “no debe negar o interferir con la libertad reproductiva de un individuo”. Y si bien los derechos están cubiertos por la ley estatal, la medida evita que los legisladores puedan retractarse.

El gobernador de California, Gavin Newsom, celebró el resultado: “Afirmamos claramente, con convicción, que somos un verdadero estado de libertad. Que aceptamos los derechos de las mujeres y las niñas”.

Luego de la derogación de junio pasado (y que apuntaba a un fallo de 1973), 12 estados liderados por republicanos impusieron restricciones para abortar. La respuesta por parte del presidente Joe Biden fue la presentación de decretos para facilitar el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo. A nivel legislativo, no logró promover una ley que consagrara el derecho producto del contrapeso opositor (los republicanos).

En Kentucky, los parlamentarios conservadores planean un contraataque: impulsarán una modificación de la Constitución estatal que consigne que la Carta Magna nacional no permite abortar. 

Síguenos en El Mostrador Google News
Lo más visto