Fútbol

“Llamaron de Santiago, que había que cobrar penal”: los audios donde Francisco Gilabert reconoce presiones en el polémico partido Huachipato-Copiapó

El árbitro chileno cuenta que luego del partido recibió un llamado de Castrilli: “Me dijo que era un tipo valiente, corajudo, que se sentía representado por mí en la cancha”.

Agencia Uno
Por Matías Bobadilla
Con información de Los Tenores
Miércoles 06 de Abr, 2022 - 14:20
Actualizada el Miércoles 06 de Abr, 2022 - 14:28
Compartir

En medio de la paralización de los árbitros del fútbol chileno -que piden la salida del equipo liderado por Javier Castrilli tras el despido de más de diez jueces-, otro flanco se abre en Quilín. Los Tenores de ADN revelaron los audios en los que Francisco Gilabert reconoce presiones para cobrar el ya famoso penal del partido entre Huachipato y Copiapó por la promoción.

En el minuto 69 de ese partido, el árbitro sancionó infracción en el área de Diego García contra Walter Mazzanti. “Cobré el penal entendiendo que podía no ser penal, porque me la jugué y vi desde atrás que lo tocaba en el tobillo. Caché que me iba a llamar el VAR. Listo, me llama el VAR, veo que no es penal, voy a salir con tiro de esquina”, cuenta.

“Y me dicen ‘Francisco, un momento, analiza la camiseta’. Veo un jalón de camiseta pero dije ‘me parece una acción de juego, voy con tiro de esquina’. Y me dicen ‘Francisco, por favor, analiza la camiseta’, y yo ‘¿qué?’ y ahí entendí que había algo raro. Y me fui con esa sensación de cobrar una weá que no era”, añade Gilabert en los registros.

El juez de 39 años cuenta que luego del encuentro tuvo un diálogo con el equipo de la cabina: “Termino el partido y el VAR me dice ‘weón, menos mal que cobraste el penal, menos mal que entendiste’. Le digo ‘sí, pero qué weá pasó'”. Y agrega que le dicen: “Llamaron de Santiago, que había que cobrar penal”.

“El VAR violó todos los protocolos”, añade Gilabert. “Fue un diálogo muy trucho. De seguro van a liberar los audios, ojalá que se vea porque se siente esa weá. Porque al principio yo tenía listo el tiro de esquina, y me hacen detenerme, ‘Francisco, ve la camiseta’. Y ahí cagó todo”.

Como adelantó Tribuna Andes, el árbitro cuenta que se sintió mal luego del encuentro. “Me siento como aweonao, como que fui un torpe. De todas formas podría haber hecho algo distinto, quizá me castigaba, hasta me echaba [Castrilli], pero hacía lo que yo realmente creía. No sé qué chucha, quizá no estaba tan conectado con el partido porque muchas veces he dicho que no a los penales. Pero esta vez fue una weá muy rara, terrible turbio”, cuenta en otro audio.

Además, revela que “he pensado en tantas weás, que me llevaron porque soy el más nuevo de los FIFA y creerán que ellos me eligieron. Después pensé que los cabros del VAR sabían lo que iba a pasar y lo tenían conversado. He pensado también que [Osvaldo] Talamilla o Castrilli tienen una weá con la gente de Huachipato, eso creo que es lo más cercano, y ese partido era especial para ellos y no podía perder. He pensado en tantas weás. Pero verme involucrado en esa mierda fue terrible penca, porque no tuve autonomía, fui obligado a cobrar algo y mira ahora la media cagada”.

También cuenta que luego del partido tuvo una conversación con el cuestionado jefe de la comisión de árbitros: “Me llamó Castrilli y me dijo que era un tipo valiente, corajudo, que se sentía representado por mí en la cancha. Bla, bla, bla, puro verso. Le digo ‘pero el que paga aquí soy yo’, y me dice ‘no te preocupes Francisco, te vamos a bancar a muerte, esto es lo que necesitamos, gente comprometida con el proyecto'”.

Y apunta a Mario Vargas, el quality manager (quien es la única persona externa que tiene contacto con los árbitros del VAR) como el que recibió la primera presión. “Al QM lo llaman, ‘eso es penal’, y pasó para el otro lado. Así que ahí armé el puzle después”, añade.

Este martes, el sindicato de los árbitros determinó irse a paro indefinido en el marco de los despidos masivos llevado a cabo por Castrilli. Fue por 102 votos a favor, 54 abstenciones y cero en contra. Cindy Nahuelcoy, Felipe González y Cristian Droguett serán los encargados de encabezar los diálogos directos con las autoridades del fútbol chileno.

“Esta comisión se encuentra disponible en forma inmediata para ejercer la función de negociar con la Asociación Nacional de Fútbol Profesional en búsqueda de una solución”, informó el Sindicato de Árbitros.

Además, recalcaron que solicitan “la salida de la actual Comisión de Arbitraje y el reintegro de los 14 árbitros desvinculados últimamente”. Pablo Milad, presidente de la ANFP, hasta el momento ha respaldado a Castrilli a cargo del arbitraje nacional.

Este miércoles, el Sindicato de Futbolistas Profesionales (Sifup) respaldó la posición de los jueces. “Adherimos a la petición que hacen los árbitros, hay una práctica antisindical que no pueden ocurrir en nuestro país. Además no podemos nivelar hacia abajo, no podemos permitir que vengan árbitros de abajo, amater o de liga, a dirigir el fútbol profesional. Primero, porque no tienen las competencias”, señaló su presidente Gamadiel García.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto