Fútbol

Gerardo Reinoso sufrió por la UC pero quedó feliz por el doblete de su yerno Larrivey: “Fue una mezcla de amargura y alegría”

El exjugador “cruzado” reveló que Joaquín Larrivey llegó a los azules gracias a que su hija lo motivó. “Costó convencerlo a él para que se vaya a la U porque no la conocía”, señaló.

Por Daniel Ramírez
Lunes 02 de Ago, 2021 - 12:42
Actualizada el Lunes 02 de Ago, 2021 - 12:43
Compartir

El Clásico Universitario fue uno de los partidos más destacados del pasado domingo, en el cual Universidad de Chile se hizo fuerte y derrotó a Universidad Católica. Uno que vivió de manera especial el duelo fue Gerardo Reinoso, exfigura de la UC y suegro del goleador azul, Joaquín Larrivey. 

“Uno como hincha sufre, ayer fue un día triste pero, a su vez, fue también de alegría por mi familia, por mi yerno (Joaquín Larrivey), por mi hija que está feliz allá en Chile. Fue una mezcla de amargura y alegría”, confesó “La Vieja” Reinoso en diálogo con ADN Deportes.

Sobre el DT “Cruzado”, Gustavo Poyet, el exjugador indicó que “cuando el equipo juega bien y se gana, los triunfos borran todo. Poyet Es un tipo con buena trayectoria, muy respetado, el tema es que tiene que buscarle la vuelta para que le entiendan y el equipo plasme lo que él quiere en la cancha”. 

“Sin dudas que cuando no ganas, los tiempos se acortan y ahí están los directivos para evaluar la situación”, añadió.

También dejó ver su molestia por las pocas oportunidades para Diego Buonanotte. “Se refleja que todavía no entienden el estilo del técnico, hay muchas dudas, lo ves en las caras de los jugadores, veo gestos en los cambios, no me gusta ver a Buonanotte en el banco de suplentes, más en este equipo que no está funcionando bien en la parte creativa. Este tipo de jugadores aparecen en los clásicos, donde las papas queman”, sostuvo.

En cuanto al gran momento de su yerno, Joaquín Larrivey, Gerardo Reinoso admitió que se debe destacar lo que el delantero argentino está haciendo y reveló que el atacante llegó al cuadro azul gracias a la intervención de su hija,  Agustina Reinoso, esposa del goleador. 

“Hay que darle la derecha a Joaquín porque está cumpliendo con creces a lo que lo llevaron, y costó convencerlo a él para que se vaya a la U porque no la conocía”, agregó.

“Ahí es donde tuvo que ver mi hija, porque Sergio Vargas fue rápido e inteligente para hablar con mi hija que es chilena y ella hizo el trabajo de convencerlo para que vivieran en Santiago y Joaquín juegue en la U. Las mujeres mandan”, concluyó “La Vieja”.

 

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto