;

De tal palo, tal astilla: hijo del Loco Abreu firmó su primer contrato como jugador profesional en Defensor Sporting

El joven delantero Diego Abreu iniciará su carrera en el mismo club donde su padre debutó profesionalmente.

De tal palo, tal astilla: hijo del Loco Abreu firmó su primer contrato como jugador profesional en Defensor Sporting
Revisa la seccion lo ultimo

Diego Abreu tiene 17 años y es el hijo de Sebastián «Loco» Abreu. El lunes, el adolescente firmó su primer contrato como jugador profesional con el Defensor Sporting de Uruguay.

Siguiendo los pasos que su padre, el joven jugador nacido en Ciudad de México, cuando el exdelantero de la selección uruguaya era parte del Cruz Azul, fue presentado en La Viola, club donde el Loco hiciera su debut deportivo en 1994.

El adolescente se ganó su primer contrato luego de marcar 92 goles en las cuatro temporadas que ha estado en las inferiores del club charrúa. 

A través del Twitter oficial del conjunto dirigido por Gregorio Pérez dieron a conocer la noticia y escribieron: «Diego Abreu firmó su primer contrato profesional con Defensor Sporting. ¡Felicitaciones! 3 años de contrato, 3 años con más goles de Diego«.

El atacante ha sido seleccionado en varias ocasiones en el conjunto mexicano en las categorías Sub 16 y 18 pero no le cierra las puertas a la Celeste, puesto que su padre es uno de los referentes históricos y ha señalado con anterioridad que «no me han llamado de la selección uruguaya, me encantaría tener un convocatoria en juveniles, sería lindo«.

El próximo desafío de la institución será este jueves contra Progreso por la Primera División de Uruguay, donde Diego Abreu tendrá que prepararse para entrar en la nomina del primer equipo.

De esta forma Diego Abreu lo dio a conocer en su Instagram:

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

ADN Radio
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad