Fútbol

Goleador azul: Revive los mejores hitos en la trayectoria del cumpleañero Diego Rivarola

El atacante argentino cumplió 44 años y ha sido homenajeado por los hinchas de la U.

Agencia UNO
Con información de Cristian Alejandro Cavieres
Martes 14 de Jul, 2020 - 18:13

Diego Gabriel Rivarola Popón nació en Mendoza el 14 de julio de 1976. Un referente de los últimos años para los hinchas de la Universidad de Chile y que se ganó el cariño de los aficionados azules y también, el recelo de los fanáticos albos debido a los goles que le convirtió a los albos, pero más que eso, la forma en que vivía cada clásico y más aún si le tocaba anotar a su eterno rival.

El argentino/chileno que hoy cumple 44 años, llegó a nuestro país en 1999 a los 23 años a defender la camiseta de Santiago Morning en un gran equipo que dirigió Jorge Aravena y prueba del buen nivel, la dirigencia universitaria puso sus ojos en el “delgado” atacante. Presentado en una Noche Azul siendo el único refuerzo para ese equipo que venía de ser campeón y apareciendo nada más ni nada menos que de una torta de madera, a modo de sorpresa.

Pero sin duda, hay varios hitos del mendocino y que hoy en su cumpleaños, pasamos a revisar:

Sus goles a Colo Colo

En su primer Superclásico anotó el segundo gol en el Estadio Nacional en la victoria tres a uno sobre los albos, siendo el inicio de un total de siete goles convertidos al Cacique con la camiseta azul de la U roja en el pecho. En la rueda de revancha y tras comenzar perdiendo, Rivarola anotó en dos ocasiones y se ganó el cariño de los azules. Pudo convertir en el “Día Nacional del Baile” (4-0 del Apertura 2004) y de tiro libre en el Clausura 2005, ambas conquistas a Claudio Bravo. Además, que su registro vestido de azul en estos partidos ostenta 13 duelos, con 6 triunfos, 5 empates y tan solo dos derrotas. Un verdadero amuleto azul.

Cuando “Gokú” conquistó Macul

El 9 de septiembre de 2001 todos los recuerdan por ser la última vez a la fecha, en que Universidad de Chile venció a Colo Colo en el Estadio Monumental. Tres a dos fue la victoria laica en un partido el cual, Diego Rivarola se hizo notar cuando anotó el transitorio uno a uno. Tras un centro de Cristián Castañeda y el empuje del brasileño Arilson, Rivarola anotó de zurda. Luego, corrió hacia la galería sur donde estaba la hinchada de los azules, se sacó la camiseta, se colgó de la reja mientras lucía una polera con la imagen de un personaje de la serie “Dragon Ball”, pero vestido de azul y con el número 7, el característico de Diego en la U. Una imagen imborrable hasta el día de hoy.

La inexplicable caída del banderín

Si hay un suceso que hasta el día de hoy es inentendible es cuando al juez asistente, Patricio Basualto se le cayó el banderín y perdió de foco la jugada en la cual, el argentino Javier Cámpora convirtió el 2-2 definitivo sobre la hora en el Superclásico de la segunda rueda del torneo del 2010, en clara posición de adelanto. Tras el encuentro, Rivarola entre la rabia y decepción declaró “Aquí en Chile tiene que salir campeón Colo Colo, están todos contentos. Es por eso que amo y me encanta jugar con esta camiseta de la U, porque nosotros ganamos los campeonatos de verdad con huevos, a nosotros no nos regalan nada. Esto no es nada nuevo, no necesitamos ayuda de nadie y aunque ganemos muchos menos títulos que Colo Colo, a nosotros nadie nos regala nada”, fueron las palabras de “Goku” quien hace algunos días volvió a ratificar estas palabras de hace alguna década

.

Salvó a Sampaoli

“Sampaoli, Sampaoli, yo te quiero recordar, Rivarola es lo más grande, lo queremos ver jugar” era el potente cántico que caía desde la galería hacia el casildense. Y es que el entrenador argentino no quería a Rivarola y si bien a comienzos de temporada decidió no contar con Olarra ni Iturra, sabía que deshacerse del mendocino era jugar con fuego. De vez en cuando ingresaba algunos minutos y en el Superclásico del Apertura 2011 no fue la excepción. Colo Colo ganaba por la mínima y desde la banca estuvo la solución. Gustavo Canales que había ingresado minutos antes convirtió el empate de penal y en la última jugada, Eduardo Vargas que saca un centro preciso encuentra la cabeza de Diego Rivarola quien conecta y anota, quizás, su gol más importante. Muchos creen que ese partido fue el inicio de la era Sampaoli en lo que a convicción respecta y el héroe no podía ser otro, algo que a duras penas lo terminó entendiendo “Don Sampa”.

“Cien alegrías juntos”

Frente a la Universidad de Concepción, Diego Rivarola completó un centenar de goles con la camiseta de la U. De penal y en el arco sur del Nacional, el mendocino tras su anotación se sacó la camiseta y lució una polera con la leyenda “Cien Alegrías Juntos” recibiendo el cariño de compañeros e hinchas. Antes de su retiro convirtió uno más y en total completó 101 goles por el Chuncho, quedando en séptimo lugar de los goleadores históricos de la U y el máximo anotador “extranjero”.

Llegó el fin

El cinco de junio de 2012 se llevó a cabo el partido de despedida de Diego Rivarola. No sabemos si quizás eligió esa fecha para hacer la “última tocada de oreja” a los albos o simplemente coincidencia. Lo cierto es que a pesar del frio reinante, mucha gente fue a despedirlo al Nacional. Ex compañeros, amigos que hizo en el fútbol y hasta su hermano jugando unos minutos acompañaron en el instante más doloroso para el “7”. Tras anotar de penal Esteban Conde lo tomó en andas y recibió el último aplauso de corto. Antes de abandonar la cancha dijo a todo el estadio lleno de azules “Esta tristeza que tengo no es por haber dejado de jugar al fútbol, sino porque no puedo seguir vistiendo esta hermosa y linda camiseta nunca más”.

Actualmente, Diego Rivarola lidera la Corporación de ex jugadores de Universidad de Chile “Más Allá del Horizonte”, como también ejerciendo un rol de embajador para la institución. En el último tiempo y en época de pandemia, lo hemos visto conversando con referentes históricos para las redes sociales del club. Una faceta nueva en la que “Gokú” no descarta continuar.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto