;

Las apuestas generan preocupación en la NBA: "Se ha ido demasiado lejos"

Uno de los entrenadores de la liga aseguró haber recibido llamadas amenazantes y apuntó que “se ha cruzado una línea”.

Getty Images

Getty Images / David Berding

Revisa la seccion lo ultimo

La NBA se encuentra en la recta final de su temporada regular 2023-24, y si bien en la última semana han aparecido noticias positivas relacionadas al juego, también estuvo marcada por una alerta en torno a las apuestas.

No hay dudas de que en este tipo de actividades se mueve mucho dinero y durante los últimos años ha tenido un crecimiento y masificación explosiva en todo el mundo y con diferentes deportes.

En este escenario, el básquetbol es una de las disciplinas que más incentiva a los fanáticos, sobre todo en Estados Unidos, donde goza de una gran popularidad y se encuentra la mejor liga.

Hay que recordar que en aquel país las apuestas (bajo cualquier formato) son legales desde 2018 y están permitidas en 38 de los 50 estados. Además, la National Basketball Association tiene socios directos en este negocio y recientemente anunciaron que habilitarán las apuestas en su sitio web oficial, completamente en vivo, sumado a lo que se puede hacer en los propios estadios.

ADN
ADN

Pero esto, más allá de todas las ganancias que puedan generar para quienes estén detrás, e incluso para los propios apostadores, encendió las alarmas en la liga luego de que se viviera un preocupante episodio con uno de los entrenadores de la competición.

Y es que el coach de Cleveland Cavaliers, J. B. Bickerstaff, tocó este tema en una conferencia de prensa pospartido y cuestionó la forma en que funciona todo con las apuestas en el centro y mencionó que se ve “solo como un complemento” dentro de este negocio.

A la mitad del mundo solo les estoy ayudando a ganar dinero con DraftKing o lo que sea”, reflexionó haciendo alusión directa a una de las casas de apuesta que trabaja con el equipo y la NBA.

Pero lo más preocupante es que contó que ha recibido presiones y amenazas por parte de apostadores. “Obtuvieron mi número de teléfono y me enviaban mensajes locos sobre dónde vivo, mis hijos y todo eso”.

“Esto supone una presión adicional. Trae una distracción al juego que puede ser difícil para los jugadores, entrenadores, árbitros y todos los involucrados en él. Y creo que realmente debemos tener cuidado con lo cerca que lo dejamos llegar al deporte y la seguridad del personas que están involucradas en el mismo”, añadió, asegurando que todo esto “se ha ido demasiado lejos”.

Contenido patrocinado

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

ADN Radio
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

URL copiada al portapapeles

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad