;

Científicos alemanes descubren en el Mar Báltico la que podría ser la estructura más antigua hecha por el ser humano

Los expertos realizaron el importante hallazgo de un muro de un kilómetro de largo, 21 metros bajo el agua: tiene casi 1.700 piedras y se estima que fue construido en la Edad de Hielo.

Cuenta de X @Ostseeforschung

Cuenta de X @Ostseeforschung

Revisa la seccion lo ultimo

Un importante hallazgo fue anunciado durante la jornada de este lunes 12 de febrero por un grupo de científicos alemanes, quienes dieron cuenta del descubrimiento de un muro de piedra ubicado a 21 metros de profundidad en el Mar Báltico, construcción que podría ser la estructura más antigua hecha por el ser humano.

De acuerdo a los investigadores, el muro que está construido con cerca de 1.700 piedras del tamaño de una pelota de tenis o de fútbol, no tiene más de un metro de largo y se extiende por un kilómetro, habría sido levantado en la Edad de Hielo, antes que ese lugar quedara hundido bajo el agua. Y si bien no se ha establecido exactamente la fecha en la que se levantó, sí se sabe que fue hace al menos 8.500 años, cuando ese sector era tierra firme.

Revisa también

ADN

“Nuestras investigaciones indican que el origen natural del muro de piedra submarino, así como una construcción en los tiempos modernos, por ejemplo en relación con el tendido de cables submarinos o la extracción de piedras, no es muy probable. La disposición metódica de las numerosas piedras pequeñas que conectan los grandes e inmóviles cantos rodados, habla en contra de esto”, explicó en el autor principal del estudio Jacob Geersen, del Instituto Leibniz para la Investigación del Mar Báltico de Warnemünde (IOW), la Universidad de Rostock y la Universidad Christian-Albrechts de Kiel, y que fue publicada en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

En tanto, sobre el uso que se le habría dado a la pared de piedra, los investigadores apuntan a que habría servido para la caza de renos. “En ese momento, la población del norte de Europa probablemente era inferior a 5.000 personas. Una de sus principales fuentes de alimento eran las manadas de renos, que migraban estacionalmente a través del paisaje posglacial con escasa vegetación. La pared probablemente se usó para guiar a los renos hacia un cuello de botella entre la orilla del lago adyacente y la pared, o incluso en el lago, donde los cazadores de la Edad de Piedra podían matarlos más fácilmente con sus armas”, explico Marcel Bradtmöller de la Universidad de Rostock.

Finalmente, los expertos estiman que la estructura tiene al menos 10 mil años de antigüedad, ya que las últimas manadas de renos desaparecieron del lugar hace 11 mil años, cuando el clima se hizo más cálido.

Aunque en la bahía de Wismar y a lo largo de la costa se conocen numerosos yacimientos arqueológicos de la Edad de Piedra bien conservados, estos se encuentran en aguas mucho menos profundas y en su mayoría datan del Mesolítico y Neolítico (aprox. 7.000 - 2.500 a.C.)”, apuntó Jens Auer, de la Oficina Estatal de Cultura y Conservación de Monumentos de Mecklemburgo-Pomerania Occidental (LAKD M-V), que participó en el exploración y muestreo de muchos de estos sitios.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

ADN Radio
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad