;

“Esta noche Alabama hace que la humanidad dé un paso atrás”: Estados Unidos concreta ejecución de reo condenado a muerte usando gas de nitrógeno

Kenneth Eugene Smith fue expuesto por 15 minutos al gas a través de una máscara. Sus últimas palabras apuntaron a la controvertida forma usada para el cumplimiento de la condena.

Información de

DW
Imagen referencial / Getty Images

Imagen referencial / Getty Images / stocknroll

Revisa la seccion lo ultimo

El estado de Alabama, ubicado al sur de Estados Unidos llevó a cabo este jueves la primera ejecución de un condenado a muerte usando gas de nitrógeno, un método controversial que Naciones Unidas ha equiparado con “tortura”.

Revisa también

ADN

Kenneth Eugene Smith, quien fue sentenciado a la pena capital en 1996 por un homicidio cometido en 1988, fue declarado muerto a las 20:25 horas en Alabama, luego que se dejara fluir el nitrógeno a través de una máscara por aproximadamente 15 minutos, instantes en los que los testigos de la ejecución pudieron ver cómo el reo se retorcía en un intento por no respirar el gas letal.

De acuerdo a los testigos, las últimas palabras de Smith, ya con la máscara puesta fueron: “Esta noche Alabama hace que la humanidad dé un paso atrás”, mientras que dirigiéndose a sus familiares indicó: “Gracias por apoyarme. Los amo a todos”.

Controvertida forma de ejecución

Tras concretar la ejecución de la pena capital, los periodistas que fueron testigos del hecho señalaron que después de que comenzara a aplicarse el gas nitrógeno, Smith se estuvo retorciendo un par de minutos y que luego se vio con la respiración agitada por varios minutos,

Smith se retorció y convulsionó en la camilla. Respiró hondo, su cuerpo temblaba violentamente y los ojos se le pusieron en blanco. Apretó los puños, le temblaban las piernas… Parecía estar jadeando por aire. La camilla se sacudió varias veces”, relató una periodista de un medio local citada por The Guardian, aludiendo a que la muerte del reo no fue tranquila.

ADN

Por su parte, el reverendo Jeff Hood y asesor espiritual de Smith, que estuvo a su lado durante la ejecución, señaló que los funcionarios de la prisión en la sala “estaban visiblemente sorprendidos de lo mal que salió esto (...) Lo que vimos fueron minutos de alguien luchando por su vida”, dijo Hood.

“Parecía que Smith estaba conteniendo la respiración tanto como podía”, dijo más tarde el comisionado penitenciario de Alabama, John Hamm, en una conferencia de prensa.

“Conejillo de indias”

Este fue el segundo intento por cumplir con la condena a la pena capital de Smith, ya que anteriormente había sobrevivido a la aplicación de la inyección letal ya que no se le pudo encontrar una vena por donde aplicarle el medicamento.

Debido a lo anterior, la defensa de Smith habían pedido al Tribunal Supremo de Estados Unidos que se rechazara el segundo intento usando nitrógeno, aludiendo a que seguir adelante con su ejecución en condiciones no probadas violaría las protecciones constitucionales contra la crueldad, lo que finalmente fue rechazado por la justicia minutos antes de la ejecución de la pena por seis votos a tres, dando así luz verde al inicio del procedimiento.

La magistrada progresista Sonia Sotomayor, una de las tres que votaron por detener la ejecución, argumentó que “al no haber podido matar a Smith en su primer intento, Alabama lo ha elegido como su ‘conejillo de indias’ para probar un método de ejecución nunca antes usado”.

Desde que el Tribunal Supremo reintrodujo la pena de muerte en 1976, han sido ejecutados en Estados Unidos 1.583 presos, 73 de ellos en Alabama.

Contenido patrocinado

Escucha la radioen vivo

ADN Radio
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

URL copiada al portapapeles

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad