Tiempo Libre

Adiós al “tenor de los balcones”: Julio Irigoyen murió de covid-19 en la semana de su cumpleaños

A modo de homenaje, algunas personas salieron a la calle y se ubicaron en la vereda frente al edificio donde vivía el tenor para despedirlo.

Imagen: Facebook Julio Irigoyen
Por Francisca San Martín
Domingo 16 de May, 2021 - 19:00
Compartir

Desde el inicio de la pandemia, para los vecinos de Almagro, en Argentina, los recitales de Julio Irigoyen se habían convertido en un panorama de cada tarde. Sin embargo,  el “tenor de los balcones” murió a tarde de este domingo tras contagiarse de coronavirus.

Sus vecinos, que durante muchas tardes disfrutaron de su voz temas como Ave María, se acercaron al edificio en el que vivía y lo despidieron con un emotivo aplauso.

El tenor de se había convertido en un símbolo de la pandemia tanto para sus vecinos y como para el público en redes sociales. Llegó a ser entrevistado en contables ocasiones por los medios de comunicación, haciendo famosos así sus “mini-recitales” que interpretaba desde el balcón de su departamento todas las tardes a las 18 horas.

Tanto fue su éxito, que en estos últimos meses comenzó a dar recitales virtuales a pedidos de su publico redes sociales. Pero, posteriormente se contagio de coronavirus junto a toda su familia y no pudo combatir la enfermedad, dejando así mucho de sus fans desolados.

A modo de homenaje, algunas personas salieron a la calle y se ubicaron en la vereda frente al edificio donde vivía el tenor para despedirlo con un sentido aplausoSu familia se asomó emocionada por el balcón para agradecer el gesto y las muestras de apoyo en este difícil momento.

En esta línea, una mujer que vive cercana al edificio, aseguró al sitio web TN: “Es lamentable que una persona con la fortaleza que tenía él, haya pasado por esto. En esta pandemia a todos nos encerraron y él nos transmitía cosas a través de su canto. Todos los que vivimos por acá nos parábamos a escucharlo y nos encantaba. Nos decía a qué hora iba a salir, porque tenía un horario a la tarde y otro a la noche, y siempre estábamos pendientes escuchándolo”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto