Tiempo Libre

Administración, placer y perspectivas: 5 Ejemplos de machismos dentro del hogar que deben erradicarse

Estas conductas se encuentran muy normalizadas en la sociedad y sus consecuencias psicológicas pueden afectar gravemente la salud mental de las mujeres que sufren este tipo de violencia.

Getty Images
Por Natalia Cáceres
Sábado 26 de Dic, 2020 - 10:57
Compartir

Este año, la mayoría de las personas ha pasado más tiempo en sus hogares que en cualquier otro lado debido a la actual crisis sanitaria. Pero convivir con la familia se puede tornar en una pesadilla muy rápidamente cuando toda la responsabilidad del hogar, el cuidado de los niños y el teletrabajo cae sobre una sola persona.

Esa es la realidad de muchas mujeres, que dentro de una sociedad machista han debido asumir estas labores casi de forma inconsciente como su rol dentro de casa, esto de acuerdo al estudio “Radiografía al hombre cero”, realizado por Centro UC de Encuestas y Estudios Longitudinales en conjunto con ONU Mujeres y el ministerio de la Mujer y la Equidad de Género.

Lo peor es que esta situación parece no estar próxima a cambiar. De acuerdo al estudio, el 38% de los hombres no dedicó ni siquiera una hora a la semana a realizar tareas domésticas; mientras que el 71% tampoco invirtió ninguna hora en el acompañamiento de sus hijos e hijas en las tareas escolares. Del mismo modo, el 57% de los varones no se dedicó al cuidado de niñas y niños durante ninguna hora en el mismo lapso de tiempo.

En contraste, las mujeres dedicaron 14 horas semanales más que los hombres al cuidado de menores de 14 años.

Las cifras son alarmantes ya que a largo plazo el asumir tantas responsabilidades y posponer el desarrollo personal trae graves consecuencias a la salud física, emocional, mental y social de las “mujeres multirol” como estrés, baja autoestima, depresión, trastornos de la alimentación, del sueño, del ánimo e incluso de la sexualidad, o distanciamiento y rencor hacia su pareja.

Pero, ¿Qué conductas machistas están normalizadas dentro de nuestro hogar que debemos empezar a erradicar para hacerlo más equitativo? La psicóloga especialista en reparación emocional y temáticas de autocuidado y autoestima, Javiera Donoso, señala que estas son las cinco más graves:

1-La mujer es la encargada de administrar el hogar

Es importante que las labores domésticas se distribuyan, ya que si esto no ocurre, se sigue perpetuando la organización desigual de tareas que les corresponden a ambos por igual. “Las mujeres que asumen solas la carga doméstica y de crianza van perdiendo amistades, dejan de lado actividades que disfrutan, se olvidan de ellas mismas y se desconectan de sus necesidades. Lo que evidentemente afectará en su salud mental”. Indica la psicóloga.

2-Las mujeres se hacen cargo de la crianza y lo doméstico, mientras que los hombres mantienen económicamente a su familia

Hoy en día, la mayoría de las mujeres también trabaja puertas afuera o por vía telemática debido a la contingencia, por lo que la crianza y el hogar ya no debería ser una labor femenina exclusiva. “Esta distribución de tareas de acuerdo al género, es sexista y discriminatoria. Sabemos que las quehaceres del hogar incluyen una carga 24/7 sin descanso, pausas, remuneración ni incentivos. No corresponde que recaiga sólo en una parte de la pareja”. Enfatiza Javiera Donoso.

3-El hombre es solo un proveedor

Muy en el pasado debería estar este pensamiento de que el hombre cumple con sus labores en la casa simplemente pagando las cuentas y yendo a trabajar. Las labores domésticas y el cuidado de los hijos debe ser equitativo entre ambos. La especialista advierte que si los padres no establecen normas, rutinas y hábitos en la crianza, y estos aspectos son exclusivamente asignados a las mujeres, esta desigualdad afectará también a sus hijos, “los que normalizarán y por ende en el futuro reproducirán estas lógicas machistas, al haber construido su identidad a partir de la diferencia y la negación de la mujer en su psique”.

4- La mujer debe someterse al placer de su pareja

Cualquier mujer que haya tenido pareja habrá escuchado la frase “a los hombres hay que tenerlos contentos, de lo contrario, andarán más irritables o serán infieles”, refiriéndose a que la mujer debe ceder cada vez que su pareja quiera tener sexo para evitar un engaño o quedarse solas.  Javiera Donoso, puntualiza que esta práctica les quita a las mujeres soberanía sobre su cuerpo, su sexualidad y su deseo, al convertir el sexo en un deber y una obligación. Además, su normalización puede arrastrar a situaciones como abuso sexual o incluso violación (porque sí, las violaciones también ocurren en una relación de pareja).

5- Como mujer, hay que posponer el desarrollo personal por el cuidado de los hijos y/o el hogar

Para Javiera Donoso, en la distribución de roles de género que tiene la sociedad, siempre en la familia se privilegia el desarrollo profesional del hombre, mientras que la mujer debe enfocarse exclusivamente en la crianza de los hijos y en mantener el hogar hasta que ellos ya sean adultos, y ahí recién reconsiderar la idea de hacer algo más con su vida. “Esta práctica favorece la dependencia económica y vulnerabiliza la posición de la mujer dentro de la relación de pareja”, argumenta.

Finalmente, la psicóloga invita a que los hombres se empoderen de lo doméstico y la crianza, y que las mujeres aprendan a delegar y soltar las labores que asumieron como propias. Para esto, es necesario que ambos comprendan la situación y estén dispuestos a hacer este cambio en sus familias.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto