Tiempo Libre

Mario Kreutzberger sobre Viñuela: “Creo que él cometió un error grave, y se tiene que disculpar. Pero me imagino que no estaba solo”

Ciudadano ADN conversó con el animador y líder de la Teletón, quien reconoce este “momento muy crítico”, mientras ocupa su cuarentena coordinando diversos planes que la fundación mantiene en pie para ir en ayuda de quienes más lo necesitan. También se expresó sobre el retiro de fondos de las AFP, y el incidente que protagonizó el conductor de Mucho Gusto con un camarógrafo.

Por Ciudadano ADN
Miércoles 22 de Jul, 2020 - 15:49
Actualizada el Miércoles 22 de Jul, 2020 - 16:00
Compartir

La complicada situación que atraviesa la Fundación Teletón podría redundar en una inusitada fórmula: realizar dos eventos el próximo año, para recaudar dinero. “Esta pandemia ha dejado al descubierto muchas cosas que muchos no sabían, y que algunos otros si sabíamos, pero a veces no nos escuchaban. Se trata de perfeccionar las sociedades y salir adelante de esta emergencia de la mejor manera”, comentó Mario Kreutzberger en conversación con Ciudadano ADN.

El animador está consciente de que se trata de “un momento muy crítico”, por lo que la fundación que lidera está abocada, además de seguir atendiendo a cerca de 24.000 pacientes en forma presencial y remota, en “responder a ese regalo que nos hizo Chile” con la meta alcanzada de la última Teletón, el pasado mes de abril. “Nos costaba pensar que podíamos lograr ese apoyo”, expresó Don Francisco. Por eso, su segunda ocupación es “hacer cosas que no hacíamos”: entregar pañales o cajas de alimentos a sus pacientes, “que no están exentos de nada”.

En la Fundación Teletón, contó el animador, han tenido 143 infectados con coronavirus, “la mayoría dados de alta”. A esa cifra se suman 432 familiares directos contagiados, “casi siempre la madre del paciente”. Casi el 50% de las familias que se atienden en la institución son monoparentales, y un gran porcentaje pertenecen al quintil 1 y 2. “Gracias a que la Teletón resultó no tuvimos que parar en abril, y pudimos seguir. Por eso queremos devolverle a la gente de alguna manera, con cosas que no nos correspondía hacer”, como cojines hechos por mamás de voluntarios o profesionales de la fundación para personas intubadas, o poniendo a disposición ambulancias que reparten medicamentos para personas de la tercera edad.

Leer también
Imagen post
Nacional

Mario Kreutzberger y Teletón: “Vamos a recibir a la gente que salió dañada síquica y físicamente tras vencer el Covid”

Imagen post
Nacional

Directora ejecutiva de Teletón: “Habíamos dicho que con los 40 mil millones nos alcanzaba, pero con la pandemia es muy probable que tomemos una decisión en sentido contrario”

Imagen post
Nacional

Director médico nacional de la Teletón explicó cómo la institución enfrenta el COVID-19

También se está poniendo en marcha un programa virtual de rehabilitación de pacientes críticos recuperados, en asociación con diversas sociedades de medicina. Un proyecto que, se calcula, atenderá a más de 25.000 personas que “salen muy complicados física y psíquicamente” de la enfermedad.

“Apoyar a la Teletón vale mucho y tiene mucho sentido”, reafirmó Kreutzberger. “Todos los años le damos visibilidad a la discapacidad. Por eso, la gente entiende que en este momento difícil hay que ayudar a las personas con discapacidad”. Por eso, la campaña que planifica la fundación invita a que “todos podemos ser solidarios. Cuídate del coronavirus pero contágiate de solidaridad, porque Chile lo necesita”, y refuerza la idea de que “no tienes que ser millonario para ser solidario, puede ser ir a ver al vecino de 80 años postrado y conversar con él media hora, o aportar a una olla común. El que puede más dará 1.000 cajas. Todos son actos solidarios”.

Don Francisco en cuarentena: “Hay que adaptar la mente y levantar el ánimo, que de pronto se cae”

“Nos hemos demostrado a nosotros mismos que la solidaridad funciona. Durante 40 años ha funcionado”, reflexionó el principal rostro de la Teletón, consciente de que, a nivel país, la credibilidad hacia las instituciones muchas veces está en duda. “Aquí la gente está muy enfrentada, con la epidermis muy sensibles. Hay cosas malas pero nos parecen horribles, y hay cosas buenas también”, expresó el animador, que lleva 121 días en cuarentena. “Cuando salgo, no me encuentro con nadie en el pasillo, la única es mi señora. No tener la misma posibilidad de ejercitarse o tomar aire. Y muchas personas viven en muy malas condiciones. Es sumamente complicado”.

Por mientras, dedica su tiempo a caminar 4 kilómetros diarios (“creo que voy por Puerto Montt”). Después ocupa un par de horas a escribir el libro que está terminando. Luego, vienen diversos contactos por Zoom con programas de televisión de Estados Unidos y Chile. “Me estoy entreteniendo todos los días, pero no es fácil. Hay que adaptar la mente y levantar el ánimo, que de pronto se cae. A mí hace dos o tres días me pasó. Me empecé a deprimir, a sentir mal, a no reaccionar bien, y tuve que mentalmente hacer un trabajo para superarlo. Uno enciende la televisión o la radio y es una tragedia detrás de la otra, y se siente impotente de no poder ayudar”.

Un tiempo que Kreutzberger siente que tiene tiempo disponible “para pensar, y saber cómo tengo que salir adelante”. Agrega: “esto nunca me había pasado. Lo tomo como un inicio. Si salgo de eso es el inicio de una nueva etapa, en mi caso la última”.

Kreutzberger, Viñuela y las AFP

Y desde su experiencia en televisión, también tiene una opinión sobre lo ocurrido con José Miguel Viñuela, suspendido como conductor del programa “Mucho Gusto” de Mega tras agredir a un camarógrafo. “He trabajado 58 años en esto, he conocido grandes desaguisados y me he tenido que disculpar. Los años van dando experiencia y los desaguisados son menores que en los primeros años. A veces, en la animación donde se pretende entregar humor, el animador se ceba y produce excesos que debe ir controlando. Además los tiempos han cambiado. Creo que él cometió un error grave. Ahora se tiene que disculpar profundamente con la gente y hacerse un estudio para no volver a cometer algo así. Pero me imagino que no estaba solo en esto, así que alguien más compartirá este error”, declaró, deseándole lo mejor porque “no es una mala persona”, y que “el hizo algo mucho más grave en este momento que en otros momentos”.

Pese a lo anterior, recalcó que “las sanciones no me corresponden a mí. Nadie puede discutir que es un error grave ¿Pero qué hacemos? ¿Lo sancionamos para siempre? También tenemos que tener el equilibrio de pensar, y no ser jueces de esto”, precisando que “esto también ocurre en un contexto, no es una persona que está sola”.

Igualmente le merece una opinión el retiro de los fondos de las AFP, que hoy se vota en el Senado. “No soy un especialista: he escuchado gente diciendo que esto es fantástico, y otra que es lo peor y se va a perder mucha plata. Pero hay una cosa clara, las pensiones son malas y el sistema no ha dado el resultado que iba a dar. Yo hasta hice publicidad en esto. La razón era porque se decía que cuando este sistema partió, el que había estaba prácticamente quebrado. Pero parece que éste tampoco ha dado resultado. A lo mejor porque no se ha aggiornado. Cuando empezó, la expectativa de vida era de 57 años, ahora es de 87, la jubilación es igual y lo que se junta  se tiene que repartir en más años”. Por eso, está convencido de la necesidad de “buscar un arreglo para que las pensiones sean más dignas. Derecha, izquierda, centro, muy derecha, muy izquierda, estamos todos de acuerdo con que las pensiones son malas”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto