Servicios

Alza del GES: ¿Qué hacer frente al aumento de los planes de salud?

El alza del precio GES es en promedio un 48,7% respecto al periodo anterior, lo que se traduce en un monto que va desde $5.504 hasta $27.348 mensuales adicionales.

alza del ges
Por Catalina Reid
Jueves 24 de Nov, 2022 - 16:14
Compartir

Hace unas semanas, las seis isapres abiertas del mercado informaron que aumentarán el precio de sus planes de salud.

El alza se debe a la actualización del precio de las GES, más la adecuación del precio base de los planes de isapre. Esta última fue autorizada por la Corte Suprema luego del periodo de “congelamiento” que se indicó a las isapres en el año 2020.

Antecedentes

El alza del precio GES para el periodo 2022-2025 es en promedio un 48,7% respecto al periodo anterior. Esta variación significará un aumento del valor desde $30.000 pesos aproximadamente por cada beneficiario. Es importante considerar que, este aumento dependerá del nuevo precio que cada isapre que definió por concepto de GES para sus beneficiarios. Este monto varía dependiendo de cada isapre, desde $5.504 hasta $27.348 mensual aproximadamente, por cada beneficiario incluido en el plan de salud.

Este incremento de las GES se debe a que desde el 1 de octubre de 2022 se agregaron dos patologías más a la lista de las GES: atención integral en agresión sexual aguda y rehabilitación para pacientes hospitalizados por Covid-19. Además de nuevas prestaciones que se incorporaron a la canasta de patologías ya existentes.

“El alza de este beneficio tiene por finalidad otorgar coberturas a las nuevas patologías que se incorporan cada tres años, y a las prestaciones que se incluyan a raíz de la revisión de las canastas vigentes. Para este año, el alza varía dependiendo de cada isapre entre un 20% y un 133% con respecto al precio de las GES anterior”, explica Miguel Gumucio, director de Mercer Marsh Beneficios.

¿Qué hacer frente al alza del GES?

  1. Aceptar el alza del valor GES: es automático, no es necesario realizar ningún trámite particular en su Isapre.
  2. Cambiarse a FONASA: Lo primero es solicitar la desafiliación a la Isapre respectiva, vía sucursal virtual o presencial. Luego afiliarse a Fonasa, e informar directamente a su empleador el cambio de sistema de salud. De esa manera, se asegura que el alza de precio no será aplicada en su remuneración del mes siguiente.
    Es importante considerar que, según la normativa vigente, las personas que renuncien a las isapres para ingresar a FONASA, en caso de querer reingresar a una Isapre, éstas evaluarán su ingreso, pudiendo aceptar, restringir o rechazar su incorporación al sistema privado.
  1. Cotizar planes de salud: Puede solicitar una alternativa de plan a su Isapre actual. Otra opción, es cotizar en distintas Isapres y compararla con su plan vigente. Para lo anterior, existen plataformas en línea que permiten simular y/o comparar los diferentes planes de salud disponibles en el mercado, identificando el óptimo de acuerdo a sus preferencias en cuanto a coberturas, prestadores médicos y precio.
  2. Apelar a la Superintendencia de Salud: Si usted no está de acuerdo con el alza, puede ingresar un reclamo en la página web de la Superintendencia de Salud, teniendo su clave única y la carta de adecuación enviada por su Isapre. La fecha límite para apelar es hasta el 30 de noviembre 2022.

¿Qué factores tomar en cuenta?

“Más allá de la decisión que cada persona tome, es fundamental evaluar de manera particular en base a los antecedentes de salud de su grupo familiar y sus condiciones económicas. Una subida de precio en estos momentos puede ser complicada para las personas, considerando el contexto económico del país. Por ello, es primordial dedicar tiempo a estudiar las opciones y evaluar qué es lo que más le conviene en el corto y largo plazo”, comenta Gumucio.

Cada caso y situación es diferente. Sin embargo, los factores más importantes al momento de tomar la decisión es evaluar qué prestadores se utilizan actualmente. Asimismo, cuáles son de su preferencia frente a situaciones de enfermedad en el futuro.

También, revisar en detalle la cobertura de sus planes, analizar las condiciones de salud del grupo familiar, y la capacidad económica de enfrentar el incremento del costo mensual.

“Por ejemplo, si alguien quisiera dejar de tener isapre e ingresar a Fonasa, se sugiere considerar variables como, los prestadores disponibles y las listas de espera donde actualmente hay 67 mil pacientes. Asimismo, si alguien toma la decisión de cambiarse de isapre, se recomienda primero buscar alternativas en la actual, ya que podría existir una opción más conveniente sin necesitar cambiarse de institución”, concluye el ejecutivo.

Síguenos en El Mostrador Google News
Lo más visto