Regional

Arzobispo Chomalí tras polémico exorcismo contra el coronavirus: “Les pido que amplíen su mirada de la vida”

“Le pedí a Dios que expulsara al espíritu del mal de aquellos que no respetan la ley y que contagian por doquier arriesgando la vida propia y la de los demás”, sostuvo monseñor.

Archivo / Agencia Uno
Por Rodrigo Miño Silva
Con información de Marcelo Ramírez
Martes 26 de Ene, 2021 - 18:56
Compartir

El arzobispo de Concepción, Fernando Chomalí, se refirió al polémico exorcismo contra el coronavirus que realizó desde un aeroplano el domingo pasado, y solicitando a quienes criticaron su actuar a “ampliar su mirada de la vida y respeten a quienes piensan distinto”.

A través de un comunicado el monseñor sostuvo que “ante la grave crisis sanitaria, económica, política y social en la que nos encontramos, sumado a un profundo deseo de aportar – desde mi condición de arzobispo de Concepción – para así cumplir con la misión que Francisco me ha encomendado, el domingo 24 de enero durante aproximadamente 20 minutos, bendije desde un aeroplano a los habitantes de Concepción, Lirquén, Tomé, Chiguayante y Hualqui“.

Lo hice en medio de una situación dramática donde el coronavirus se ha llevado a miles de nuestros hermanos y tiene a otros tantos debatiéndose entre la vida y la muerte”, agregó.

Chomalí argumentó que su iniciativa estuvo autorizada “por la Armada de Chile (Bando #15 del 29 de abril del 2020), el Ministerio Secretaría general de Gobierno (Ord. 1760 del 1 de diciembre del 2020) y el Ministerio de Salud (pasaporte sanitario al día)”; y añadió que cumplió con todas las medidas sanitarias.

También le pedí a Dios que expulsara al espíritu del mal -exorcismo- de aquellos que no respetan la ley, que no obedecen a la autoridad, que no les importa el bien común, que creen que la vida es sólo diversión y no saben lo que es sacrificarse por los demás, que hacen fiestas clandestinas -y por tanto ilegales-, y que contagian por doquier arriesgando la vida propia y la de los demás”, continuó.

Finalmente, el arzobispo indicó que “la bendición del domingo ha suscitado perplejidad en algunas personas: les pido que amplíen su mirada de la vida y respeten a quienes piensan distinto. Otros sencillamente llenos de intolerancia les molestó que invocara a Dios para terminar con la pandemia: soy un hombre de fe, católico y tengo no sólo el derecho, sino que también el deber de recurrir a él para que nos ilumine frente a aquello que nos sobrepasa”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto