;

Presidente del Senado por reforma tributaria: «Podemos buscar fórmulas intermedias relevantes y es algo que estoy dispuesto a colaborar»

Juan Antonio Coloma (UDI) liderará la Cámara Alta este año parlamentario. El próximo lunes se reunirá con el Presidente Boric. En ADN Hoy, adelantó lo que será su gestión.

Senador Juan Antonio Coloma, 1024x576 jpg ok

Senador Juan Antonio Coloma, 1024x576 jpg ok

Revisa la seccion lo ultimo

Senador Juan Antonio Coloma y agenda en la Cámara Alta - ADN Hoy - 17 de marzo de 2023

24:10

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://www.adnradio.cl/embed/audio/538/1679052788483/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

El jueves, el senador UDI Juan Antonio Coloma asumió la presidencia de la Cámara Alta, una asunción que coincide con una estrategia del Ejecutivo en el ámbito legislativo para acelerar la tramitación de al menos 16 proyectos en materia de seguridad, cuyas urgencias fueron cambiadas a suma. 

Parte de sus primeras palabras apuntaron a una idea de fast track para tramitarlas, lo que fue acogido por el Gobierno. ¿El plazo ? 90 días, en primera instancia. Algo de eso adelantó la mañana de este viernes en ADN Hoy.

«La inseguridad es el tema más complicado que cruza la sociedad chilena, la incapacidad de salir tranquilo a las calles, los barrios. No es de ahora, es creciente: el narcotráfico, las bandas organizadas, es un grado de desesperación imposible. En el Senado hacemos un esfuerzo máximo: hoy hay cerca de 60 proyectos en tramitación distinta. Hay muchos que me parecen adecuados, tanto del Ejecutivo como del Legislativo. Hemos ido discutiendo y hemos dejado a mejor reflexión esa decisión. Hay un minuto en que las preguntas están bien hechas, pero las respuestas tienen que ser oportunas. Por eso he planteado un plazo de 90 días, que me parecen prudente, probablemente para no despachar toda la agenda legislativa, pero sí para dar señales potentísimas para cómo enfrentar de otra manera la inseguridad», explicó.

Admitió, a modo de ejemplo, un cambio de su disposición en la creación del ministerio de Seguridad, pues «no cabe duda que hoy necesitamos un esfuerzo gigante». Lo anterior, para entender el crimen organizado, los nuevos delitos, como el sicariato, el secuestro, las extorsiones, los delitos de ciberseguridad e incluso el uso legítimo de la fuerza por parte de Carabineros. «Hay una enorme capacidad de que las cosas pueden ser resueltas y quiero agradecer, porque he tenido súper buena recepción por parte del Ejecutivo, también en la Cámara de Diputados, que mostraron buena voluntad. Me declaro, a lo menos emocionado, porque avanzaremos en esta materia», acotó.

Pero esa voluntad de la que habla se contrasta con la salida de la oposición de la mesa de seguridad tras la entrega de indultos en diciembre pasado. «No hay nada más poderoso cuando a una verdad le llegó su hora. No es que lo haya dicho uno antes y otro después», advirtió Coloma. Y después siguió:

«Hay un minuto que se hace invivible la inseguridad, no es de ayer, lleva mucho tiempo. La mesa de seguridad incluyó varias leyes que hoy se están discutiendo y requerían una base. Yo no presido el partido, pero que quede claro: el tema de los indultos generaron objetivamente una dificultad para seguir ese escenario. Pero las cosas que están en el Parlamento pueden tener un ritmo, en la medida que lo compartan el Ejecutivo y la Cámara, de ir resolviéndolo y no quedar paralizado».

Y también desarrolló: «No tengo todas las soluciones, pero sí tenemos la capacidad de agilizar la tramitación. Vi con buenos ojos que el Gobierno puso 16 urgencias a muchos de estos proyectos que hacemos referencia y le pido al Gobierno que involucre esa misma urgencia a otros proyectos. En el Parlamento podemos darle más velocidad a aquellos que tienen grados de acuerdo importante. Y si hay desacuerdo, que es propio de la vida, buscar en ese plazo tratar de coincidir».

El próximo lunes, Coloma y Francisco Huenchumilla, vicepresidente de la testera, se reunirán con el Presidente Gabriel Boric, al que le plantearán la urgencia en seguridad. Será la concreción de un deseo de Coloma: «Quiero de alguna manera expresar la angustia ciudadana. Por qué no hacemos el esfuerzo de dar este paso, que no será un antes y un después total, sino que va a quemar todas las opciones para que tengamos una lógica distinta hacia adelante».

Las urgencias del Gobierno «las acojo», resumió el nuevo presidente del Senado,  «las nuevas que incorporaron también. Hay un par de temas que no conozco bien el efecto que tienen, pero le pondré todo el empeño. Ojalá podamos decir que llegamos a acuerdo en una inmensa mayoría, en desacuerdo en dos o tres».

Reforma tributaria

El último fracaso del Gobierno, el rechazo a la reforma tributaria con abstenciones de diputados del mismo sector, fue, desde el punto de vista de Coloma, «a esta reforma en particular»: «Creo que como estaba planteada, no estaba bien planteada».

«Creo que tenemos que hacer un proceso un poquito parecido al proceso constitucional: se llegó a un acuerdo, se planteó una fórmula y fue la fórmula la rechazada. Dijimos que había un tema pendiente y que buscáramos otro sistema, que es lo que se hace ahora. Espero que tengamos con una reflexión profunda que nos pongamos de acuerdo con qué tipo de prioridades tenemos acordadas«, explicó luego.

Su idea es una reforma a largo plazo, «no a dos años, porque nos liquida»; luego, los alcances en recursos; tercero, la modernización del Estado, «cuánto puede aportar con ahorros o con reafirmaciones»; y finalmente, fijar prioridades. Una de ellas, dijo, podría ser el litio:

«El año pasado recibimos US$5.000 millones. Uno podría gastar sobre eso. Podemos hacer un cálculo de cuánto signifique y quizás parte importante de esos recursos, en la medida que le metamos velocidad al litio, que no dura para toda la vida. Y si faltan recursos desde el punto de vista de los privados, veamos cuáles son aquellos que no afectan la inversión y por tanto, tiene que ver con los flujos. Podemos buscar fórmulas intermedias relevantes y es algo que estoy dispuesto a colaborar, llegado el momento».

«Si se dan algunas ideas en materia tributaria, se hace secuencia de fijar prioridades, de ver el rol del Estado, de cómo se distribuyen algunas cargas, de ser necesario ver cuáles impuestos se pueden mover, porque yo no soy partidario de los impuestos altos en Chile porque al final mata el crecimiento, pero si de repente se puede hacer a los flujos un impuesto especial, estaré dispuesto de todas maneras», complementó.

Hacia el final de la conversación, señaló: «Hay que hacer un esfuerzo especial de uno y otro lado y creo que en la Cámara, si hay una nueva actitud, para avanzar en un acuerdo tributario más global, con esfuerzo del Estado y los privados, existirá esa buena voluntad. Lo mismo en materia de seguridad».

Contenido patrocinado

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

ADN Radio
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

URL copiada al portapapeles

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad