Nacional

Ministro (s) del Interior dice que la CAM está “desinformando” para “dificultar el diálogo” en Macrozona Sur

Manuel Monsalve adelantó en ADN Hoy que el proceso de diálogo que ejecutará el Gobierno tendrá observadores internacionales, “probablemente de Naciones Unidas”.

Por Diego Bravo
Lunes 04 de Abr, 2022 - 09:18
Actualizada el Lunes 04 de Abr, 2022 - 12:17
Compartir

Manuel Monsalve toma la titularidad del ministerio del Interior (con el Presidente Gabriel Boric de viaje en Argentina y la ministra Izkia Siches como vicepresidenta del país) con un telón de fondo complejo: 16 casas quemadas en Contulmo, provincia de Arauco, región del Biobío; amenazas por parte de organizaciones que reivindican la causa mapuche; y diálogos o acercamientos que han sido interrumpidos incluso desde su planteamiento. De esto y más conversó la mañana de este lunes en ADN.

Lo último que comunicó la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) durante el domingo fue que no dialogarían con “quienes tienen como fin último el aniquilamiento de nuestra gente, como Monsalve y compañía”. Ante ello, el ministro (s) Monsalve fue claro: “Si leyera el comunicado de la CAM o escuchara a su vocero, diría: están desinformados o es parte de una estrategia el instalar versiones falsas para dificultar el diálogo”.

“Tengo 30 años de relación con la provincia de Arauco: trabajé como médico, fui director de servicio, viví en Los Álamos, en Cañete, fui parlamentario, gané cuatro veces. Nunca estuve de acuerdo con aplicar la Ley Antiterrorista ni la Ley de Seguridad del Estado; nunca estuve de acuerdo con la presencia militar y voté en contra del estado de excepción. Mi postura es bastante conocida“, agregó el titular del Interior.

La postura del Gobierno ha sido la de plantear al menos tres lineamientos para las conversaciones: “Tenemos la obligación de resguardar la seguridad de los que viven en Chile y lo vamos a hacer; tenemos la obligación de poder buscar una salida política que ese esencialmente, en su origen, un conflicto entre el Estado chileno y el pueblo mapuche, y que está basado en la negación y exclusión histórica de derechos, por supuesto, pero eso requiere diálogo político. Hay pobreza, marginación y exclusión social, por supuesto; es indispensable contra la desigualdad territorial, también”.

Con todo, el rechazo al diálogo, personificado en su figura, es a juicio de Monsalve “una caracterización equivocada: yo no hablo por Manuel Monsalve, no es a título personal; yo expreso la voluntad del Gobierno y el Gobierno ha expresado que mantendrá la seguridad y que hay una voluntad sincera con quienes quieran alcanzar la paz, la tranquilidad y también que quieran avanzar en poder reconocer una deuda histórica que el Estado tiene con el pueblo mapuche”.

El diálogo que pretende establecer con los pueblos originarios de Wallmapu “tiene que ser amplio y significativo, tiene que ocurrir con temas que incomodan. La autonomía, la autodeterminación, la discusión de derechos territoriales incomodan, pero sin esas incomodidades no será posible el diálogo”, dijo Monsalve. Y esta insistencia en el diálogo no es “por voluntarismo, sino porque el fracaso del diálogo tiene una respuesta clara en la historia reciente de la zona sur del país”.

Por lo pronto, y sobre los dichos de uno y otro lado, Monsalve es claro: “El Gobierno no dialoga bajo amenazas ni bajo hechos de violencia. Queremos dialogar, llegar a acuerdos, pero esa voluntad no se va a expresar si es bajo amenaza”.

Con todo, y en línea con lo anterior, el ministro (s) Monsalve adelantó que se “anunciará un proceso de diálogo que probablemente tenga observadores internacionales, probablemente Naciones Unidas. Buscaremos garantes que le den garantías a todas las partes. Cuando eso ocurra, veremos quiénes quieren diálogo y quiénes no”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto