Nacional

Académica de la Universidad de las Américas: “Para ómicron, las mascarillas de tela tienen menos del 2% de efectividad”

La directora de la Escuela TENS de la Universidad de las Américas, Beatriz Arteaga, detalló algunos tips sobre estos cubrebocas e insistió en que usar la mascarilla de tela “prácticamente es como andar sin ella”.

Por Pamela De Vicenzi
Sábado 15 de Ene, 2022 - 12:54
Actualizada el Lunes 17 de Ene, 2022 - 15:49
Compartir

En ADN Te Acompaña conversamos con la directora de la Escuela Técnico Nivel Superior en Enfermería (TENS) de la Universidad de las Américas, Beatriz Arteaga, sobre el uso de la mascarilla en el contexto de la rápida propagación de la variante ómicron del covid-19.

La académica señaló, respecto del personal de salud, que “personal y profesionalmente estamos en una situación bastante crítica por lo que se está viviendo con la variante ómicron”.

Por ello, remarcó en la importancia de seguir utilizando la mascarilla. “Es una herramienta de salud pública esencial para poder prevenir la propagación de esta variante, que está descrita como uno de los microorganismos que más rápido se propaga en la humanidad“, advirtió.

En esa línea, Arteaga remarcó que “tenemos claro que después de casi dos años de uso de mascarilla, las personas están un poco agotadas de su uso. Puede ser un poco complejo, incómodo, pero la información que deben tener todas las personas es que es nuestra medida de prevención y es la barrera que tenemos para poder protegernos“.

Ómicron: ¿Cómo elegir la mascarilla correcta?

Beatriz Arteaga detalló que contra la variante ómicron, predominante en el mundo y en especial en Chile, las más efectivas son la N95, la KN95 y la KF94. De hecho, se pueden usar por el día completo.

En tanto, las mascarillas quirúrgicas de tres capas tienen un 75% de efectividad, mientras que las FFP3 tienen un 86%.

Las mascarillas menos efectivas suelen tener un período de filtro más corto: luego de 3 ó 4 horas, pierden su capacidad de protección e incluso se llegan a mojar, por lo que hay que cambiarlas inmediatamente.

“Hay que tener una mascarilla que se ajuste a cada persona para lograr una máxima cobertura, es decir, que vaya cubriendo desde la nariz, toda la boca y hasta debajo del mentón“, indicó Arteaga.

Agregó que “el diseño del contorno tiene que ser 3D idealmente, con una pinza en la nariz, ajustable, que produzca hermeticidad. Lamentablemente, la hermeticidad genera incomodidad, porque las mascarillas están diseñadas y certificadas para que ingrese el oxígeno y salga el dióxido de carbono”.

“Es importante que la población lo tenga presente: no se va a ahogar ni vamos a tener problemas de salud desde el punto de vista respiratorio. Existen distintas tallas, hay que tratar de ajustarlas a la que sea la más cómoda para cada cara y cada persona”, detalló la académica TENS.

No a las mascarillas de tela

Arteaga también dijo que la sujeción recomendada es por detrás de la cabeza, con bandas elásticas o lazos, ya que “es mucho más cómodo y seguro y genera mayor hermeticidad”. Además, hay maniobras como acomodarse el pelo o colocarse un sombrero que pueden desplazar los elásticos y con ello la mascarilla.

¿Qué pasa si el viento de afuera sobrepasa la mascarilla? “Ahí estamos en riesgo. Si uso anteojos y se me empañan los vidrios también significa que no está siendo lo correctamente hermética para que me pueda proteger. Tenemos que pensar que este microorganismo es muy, muy pequeñito y se transmite por los aerosoles”, sostuvo la especialista.

Si bien está presente la brecha que existe para acceder a mascarillas de calidad, Beatriz Arteaga recomendó adquirirlas en locales establecidos y que cuenten con la debida certificación. Además, insistió en que las mascarillas de tela no son efectivas frente a la variante ómicron del covid-19.

“Si yo deseo lucir un diseño, me tengo que asegurar que debajo de ese diseño tengo que tener una mascarilla debidamente certificada. Para ómicron, las mascarillas de tela tienen menos del 2% de efectividad, prácticamente es como andar sin ella“, sentenció Arteaga.

A modo de dato, el Laboratorio de Investigación y Control de Calidad de Textiles y Cueros (LICTEX) de la Universidad de Santiago tiene un listado de mascarillas certificadas, con el detalle del proveedor, la que puedes encontrar en este link.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto