Nacional

Dos PDI fueron condenados por haberse quedado con parte del botín de un robo: los descubrieron tras pericia a unas zapatillas

Los policías allanaron la casa de un sujeto que se llevó $20.000.000 tras asaltar un banco en Las Condes. Al encontrar el dinero, decidieron quedarse con $10 millones.

Referencial Agencia Uno
Por Yem Manríquez
Jueves 22 de Abr, 2021 - 10:29
Actualizada el Jueves 22 de Abr, 2021 - 10:32
Compartir

Dos funcionarios de la Policía de Investigaciones (PDI) fueron condenados a 4 y 5 años de cárcel, respectivamente, en el Primer Juzgado de Garantía de Santiago por haberse quedado con parte del botín del robo de un banco y falsear un informe policial.

Según consignó LUN, los delitos ocurrieron el 10 de julio de 2020, cuando el subcomisario y el inspector -que ya no pertenecen a la institución policial- allanaron la casa de un sujeto en Pudahuel, quien ese mismo día había robado $20 millones desde la caja fuerte de un banco en la comuna de Las Condes.

Mientras los exfuncionarios de la Brigada de Robos Oriente revisaban el segundo piso de la vivienda, encontraron cerca de una cama unas zapatillas y un par de botines azules, de estilo trekking, con el dinero en su interior. En el parte policial escribieron que ambos calzados tenían mil billetes de $10.000 repartidos, o sea, un total de $10 millones.

El fiscal jefe de la Fiscalía de Pudahuel, Eduardo Baeza, indicó que los condenados “adjuntaron unas fotos en las que se podía apreciar el volumen de los billetes que estaban dentro del calzado”.

El problema ocurrió cuando el ladrón original reclamó: le dijo a su abogado que había robado $20 millones, no $10 millones. Su defensor denunció el hecho ante la Fiscalía, comenzando así la investigación correspondiente.

Pericia al calzado

Para ello se contactó a un perito bancario, quien analizó las fotos del dinero en el calzado. “Era alguien con vasta experiencia y al apreciar las fotografías dijo que era imposible y que lo que se veía eran $20 millones o una cifra cercana a eso”, detalló el persecutor.

Además, reconstituyeron la escena y vieron cuántos billetes cabían en las zapatillas y botines, o cuántos había que poner para que se vieran como en la foto, y tras poner mil billetes de $10 mil se dieron cuenta que no se parecía ni de cerca a la imagen de prueba. Luego agregaron más y sí, el ladrón original estaba en lo correcto. “Pudimos determinar que era imposible que en las fotografías, por ende en el calzado, que hubiesen solo $10 millones”, dijo el fiscal.

Tras esto, y con las pruebas en mano, el primer detective confesó que efectivamente participó en la sustracción de la mitad del botín junto a dos colegas -uno de ellos aún no ha sido condenado-. Luego, su compañero también declaró su culpabilidad.

Baeza reveló sobre el robo: “Cuando estaban en la casa del acusado del robo pusieron pusieron le dinero dentro de una bolsa. Una vez que llegaron a las oficinas, uno de ellos dejó el dinero en un locker. Después llamó a sus compañeros y lo repartieron entre los tres”.

Finalmente, como ninguno tenía antecedentes penales, el juez les concedió la pena sustitutiva de libertad vigilada intensiva por haber cometido delitos de malversación de caudales privados y haber faltado a la verdad en un informe policial. Por su parte, el ladrón original enfrentará su juicio en los próximos días.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto