Nacional

La iniciativa de tres vecinas de Puente Alto que entregan cajas de alimentos: “Yo vivo bien, pero uno queda en shock de ver que todavía queda gente que vive así”

“En ADN Todo Suma”, conocimos la iniciativa encabezada por mujeres de la comuna que van en ayuda de quienes necesitan alimento y ropa en esta crisis. Ciudadano ADN conversó con Daniela Morales.

Por Ciudadano ADN
Viernes 31 de Jul, 2020 - 22:59

“En ADN todo suma”, la campaña solidaria de Radio ADN que entrega sus “bonos solidarios” con la ayuda de nuestros auditores, llegó hasta Puente Alto, para conocer una iniciativa de tres vecinas que decidieron ir en ayuda de vecinos “como nosotros, de la clase media trabajadora” que quedaron sin trabajo desde marzo y hoy necesitan alimento.

Si necesitas ayuda, conoces a alguien que la necesita o quieres ayudar, comunícate al Whatsapp de ADN al +569 7772 7572

Daniela Morales es la coordinadora de la Agrupación Kellun (ayudar, en mapudungún), y contó en Ciudadano ADN que empezaron entregando 30 cajas, pero el éxito de la campaña las llevó a aumentar la cantidad, además de abarcar más zonas, como La Florida, La Granja y el Cajón del Maipo. “También estamos ayudando a una olla común que no recibe apoyo de la municipalidad, la de la señora Rosa en Bajos de Mena”, iniciativa para la que también reciben aportes de ropa, que Rosa se encarga de entregar a personas en situación de calle.

“Yo vivo bien, pero uno queda en shock de ver que todavía queda gente que vive así”, confesó Daniela sobre las diversas realidades que ha visto durante la iniciativa. “Yo soy profe y mamá, y cuando visualizas situaciones complejas donde hay niños, se te parte el corazón y te mueves mucho más rápido para poder ayudar”. Ahora, Daniela y sus colaboradoras están ayudando “a una abuela que se quedó a cargo de sus 10 nietos, porque sus hijas cayeron en la droga. Su casa se destruyó y ella con su marido se hace cargo. No tenían calefacción ni camas y se los iban a llevar otra vez al Sename”. Gracias a la ayuda de la gente, lograron conseguir en una noche un camarote usado, y luego otro.

Son precisamente los niños los que más conmueven a Daniela. “Es increíble ver niños que trabajan en la olla común. Hay uno que se llama Antonio, tiene 9 años, y dice ‘yo voy y le ayudo a la señora Rosa para que no me regalen la comida, yo me la gano. Para mí, para mis hermanos y para mi mamá, saco la basura y barro’. Es muy lindo ver que ellos se mueven en comunidad”.

Daniela cuenta que ha pasado la cuarentena, además de ocupada con esta iniciativa, en “mi mundo de profe”, haciendo clases online. Un mundo donde tampoco han estado ausentes las dificultades: “Tuve amigos que estuvieron mal por el Covid, el encierro y el cambio de labores. Todo eso te afecta. Hay mucha gente de la escuela con agobio laboral, estrés y depresión. Yo soy joven, así que poco afecta, y el hecho de ayudar te llena y te saca de ese mundo diario que es el trabajo”, expresó la profesora de 31 años, que también ha tenido a alumnos con Covid y con familiares fallecidos. “Son varios choques emocionales que uno vive a diario con esto de la pandemia. Pero todos los días me levanto a las siete de la mañana y es como si fuera a trabajar. Pongo música, hablo con las niñas de la agrupación. Uno tiene que ser energético. Si voy a ayudar a alguien tengo que llegar con una energía buena”, expresó.

La Agrupación Kellún está recibiendo ayudas a través de su grupo de Facebook, y al teléfono +569 55802083. Hoy lo que más necesitan en mercadería es “la proteína: carne y pollo, que es más caro y más difícil que te lo donen”, además de ropa en buen estado.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto