Nacional

La historia de violencia que sufrió Nabila Rifo antes del ataque: Mauricio me decía que era una puta

“Yo hacía todo mal, él era el único que hacía las cosas bien. Me humillaba”, dijo la mujer durante el juicio contra su expareja.

Por ADNradio.cl
Jueves 23 de Mar, 2017 - 10:12

La relación entre Nabila Rifo y Mauricio Ortega estuvo marcada por las agresiones verbales y sicológicas del hombre. Antes de que la mujer fuera atacada de manera salvaje, ya sabía de humillaciones y violencia.

“Siempre fue frío, calculador. Yo hacía todo mal, él era el único que hacía las cosas bien. Me humillaba”, dijo la víctima sobre el hombre imputado por golpearla con una piedra repetida veces en la cabeza y sacarle los ojos.

Nabila recordó, durante su testimonio en el juicio, que los primeros meses de pololeo “fueron buenos”, pero después Ortega comenzó a mostrar su personalidad agresiva. La relación, finalmente, terminó.

En junio de 2015, Nabila Rifo no se llevaba bien con el hombre y había comenzado una relación con otra persona.  

Una noche de ese mes, Ortega apareció en la casa de Nabila y con un hacha comenzó romper la puerta. La mujer estaba en el segundo piso, durmiendo, y despertó por los gritos y los ruidos. “Quedé a mitad de la escalera, porque vi que estaba rompiendo la puerta con un hacha”, contó.

Me buscaste el odio hueona”, dijo entonces Ortega, según Nabila. “Ahora no me importa nada. Mi mamá se va a morir, no tengo a nadie. No me importa irme preso”, agregó “con el hacha al hombro”, de acuerdo a lo dicho por la mujer.

“Lo vi con los ojos rojos, como que estaba en otro mundo. No sé si drogado o demasiado rabioso. Nunca lo había visto así”, dijo Nabila.

Dos meses después, y luego que Nabila decidiera no seguir adelante con el proceso judicial, la pareja volvió a estar junta.

“De primera era muy cariñoso (…) preocupado de todo, de mí, de que yo estuviera bien. Pero eso duró un mes, dos”.

“Siempre era pelea para todo. Se molestaba por cualquier cosa, por la comida, decía que yo no la hacía bien. Empezamos a discutir mucho, con insolencias. Él me decía que era una maraca, una puta, porque trabajaba en restoranes y nunca iba a cambiar”, contó la víctima.

La mujer dijo que nunca ratificó una denuncia contra Ortega porque "lo que me pasaba yo no se lo contaba a nadie".

El 31 de diciembre de 2015, previo a las celebraciones de año nuevo, Rifo y Ortega discutieron. El hombre había llegado cerca de las nueve de la noche, ebrio. Cinco meses después, Nabila sufriría la peor agresión de su vida.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto