;

Morrissey acusa a disquera de «fascismo» tras archivar su último álbum «Bonfire Of Teenagers»

El polémico artista británico renunció a "cualquier asociación con Capitol Records" en 2022, y desde entonces su álbum permanece archivado.

Morrissey

Morrissey / Christie Goodwin

Revisa la seccion lo ultimo

Morrissey acusó a Capitol Records de «fascismo» después de que la discográfica decidiera no publicar su último álbum Bonfire Of Teenagers.

La polémica en torno al álbum se remonta a 2022, cuando el cantautor y exlíder de los Smiths reveló que se había «retirado voluntariamente de cualquier asociación con Capitol Records», a pesar de haber anunciado que publicaría el LP con ellos solo dos meses antes.

También reveló que Miley Cyrus, que grabó coros para la canción I Am Veronica en 2020, había pedido que se eliminaran sus voces de la canción.

Ambas rupturas se produjeron en relación con la postura política del músico y su apoyo al controvertido partido político de extrema derecha antiislamista For Britain, del que ya lució una insignia durante una aparición televisiva en 2019.

Los acusa de censura

Al anunciar su salida de Capitol, el sello aparentemente archivó Bonfire Of Teenagers en febrero, y el álbum sigue sin publicarse. Ahora, en un nuevo comunicado publicado en su página web, Morrissey ha acusado a la marca de “fascismo” y de tener una «cultura rastrera de censura».

«Es una clara muestra de lo censora que se ha vuelto la industria musical. Es una nueva parte de la industria musical que no funciona y que no gusta a nadie», escribió. «La música debería ser la democracia primaria (…) No tiene sentido prohibir Bonfire of Teenagers porque alguien en algún lugar pueda ofenderse si la escucha. ¿Por qué perder el tiempo con las incapacidades mentales de otras personas?».

«Si solo estás preparado para lanzar música que aleja la mente de la gente del pensamiento, entonces no eres apto para ningún contacto con gente creativa. Las canciones son composiciones literarias, y escribir música debería ser una forma abierta sin restricciones. Me parece que Capitol Records no puede observar la posibilidad de que sus artistas o sus clientes potenciales hayan pensado alguna vez. Pero silenciar a ciertos artistas no consigue nada, y simplemente hace que la hoguera arda más alta y más fuerte».

«La misma cultura rastrera de censura en Capitol Records ha tenido lugar con ‘Bonfire Of Teenagers’, y la estructura cívica de Capitol parece ahora fascista», afirmaba al final del post. «Todavía tengo esperanza en la industria musical, pero evidentemente hay varias caras poderosas dentro de ella que no tienen ningún interés honesto en la música… y les sigues en las sombras por tu cuenta y riesgo», finalizó Morrissey.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

ADN Radio
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad