Economía

Exministro de Economía pidió hacer una “cirugía a corazón abierto o un trasplante” a la R Tributaria

Juan Andrés Fontaine mantuvo las críticas de la oposición, aunque los empresarios valoraron la actitud del Gobierno de estar abiertos a recibir propuestas.

0:00 / 0:00
Por ADN Noticias
Miércoles 28 de May, 2014 - 07:14
A días que la Reforma Tributaria comience su segunda etapa en el Congreso, el ministro de Hacienda Alberto Arenas se reunió con los empresarios reunidos en la Confederación de la Producción (CPC).

El secretario de Estado puntualizó que el Gobierno está abierto a cambiar parte de la iniciativa.

"No solamente estamos disponibles, es parte del meollo, de los objetivos de nuestro proyecto de ley, avanzar en mejorar incentivos al ahorro en Chile. Hay materias que ya están incorporadas y por supuesto que estamos absolutamente disponibles a ver cómo se perfecciona y si hay propuestas a estudiar", precisó.
  
Si bien los empresarios manifestaron nuevamente sus peros frente a los cambios, específicamente respecto al fin del FUT, su presidente Andrés Santa Cruz aseguró que valora la actitud del Ejecutivo.

"Ha habido una muy buena señal de las autoridades y la valoramos en ese contexto. Eso no significa que nosotros no mantengamos los reparos que tenemos a la Reforma Tributaria, pero lo importante es que la manera de hacer las cosas mejor es oírnos a todos, ninguno de nosotros es poseedor de la verdad en forma exclusiva, la verdad se construye entre todos y esa disposición es la que hoy día vemos y valoramos", resaltó.
 
Pero siguen las críticas. El exministro de Economía de Sebastián Piñera, Juan Andrés Fontaine, cuestionó que en el oficialismo se diga que no tocarán el corazon de la reforma.

"El proyecto, tal como está, adolece de una cardiopatía importante, en consecuencia creo que es conveniente que el Senado lo someta a cirugía a corazón abierto, o incluso considere la posibilidad de un trasplante de corazón", expresó.
 
En tanto, el extitular de Hacienda de Eduardo Frei Manuel Marfán, si bien en principio criticaba la reforma, ahora defendió que es necesaria pese a los problemas que considera que tiene.

Marfán propuso desintegrar el sistema y agregar al impuesto de primer categoria que pagan las empresas de 25 %, un gravamen por los dividendos o retiros que debería estar rondando el 15 %, para así igualar la carga que tiene el impuesto a la renta.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto