;

Fuertes inundaciones obligan a evacuar más de 2000 personas en Uruguay

Las intensas lluvias caídas desde principios de mayo han provocado inundaciones en buena parte del país, a menos de un año de la peor sequía en décadas.

Información de

DW
A man rows in a street of a flooded neighborhood of Durazno city, some 200 km north of Montevideo, 09 May, 2007. About 12,000 people were evacuated from their houses in the most important flood in Uruguay in the last 50 years. AFP PHOTO/Miguel ROJO (Photo by MIGUEL ROJO / AFP) (Photo by MIGUEL ROJO/AFP via Getty Images)

A man rows in a street of a flooded neighborhood of Durazno city, some 200 km north of Montevideo, 09 May, 2007. About 12,000 people were evacuated from their houses in the most important flood in Uruguay in the last 50 years. AFP PHOTO/Miguel ROJO (Photo by MIGUEL ROJO / AFP) (Photo by MIGUEL ROJO/AFP via Getty Images) / MIGUEL ROJO

Revisa la seccion lo ultimo

El Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) reportó el jueves que hay más de 2.000 desplazados, la cuarta parte de ellos en refugios, en diez de los 19 departamentos de Uruguay. Las autoridades estiman que la cifra, 60 por ciento superior a la del día anterior, podría ser incluso mayor, dado que solo toma en cuenta a los autoevacuados registrados oficialmente.

El departamento más afectado es Treinta y Tres, en el este del territorio, con más de 1.100 personas que tuvieron que dejar sus hogares. En la capital homónima, el río Olimar y el arroyo Yerbal, que la rodean, quedaron desbordados por las intensas precipitaciones.

“En tres días llovió lo que promedialmente llueve en tres meses”, aseguró Horacio Pintos, responsable del Centro Coordinador de Emergencias Departamentales (Cecoed) de Treinta y Tres, quien equiparó estas inundaciones a las de 2007, hasta ahora las mayores en lo que va del siglo XXI. El río Olimar llegó a un nivel máximo de 9,6 metros, muy por encima de la cota de seguridad de 7 metros.

Más información

El primer ministro de Israel, el ultraderechista Benjamin Netanyahu, recibe a una delegación de Alemania en Jerusalén.

La situación es especialmente preocupante a nivel rural. Los caminos potencialmente inundables colapsaron. “A veces se corta uno, a veces se corta otro. Ahora están todos cortados a la vez”, afirmó Pintos, y dio como ejemplo la localidad de General Enrique Martínez, popularmente conocida como La Charqueada, que se encuentra temporalmente aislada tras el bloqueo de sus tres puntos de acceso.

Panorama nuevo

“Nos cambió totalmente el panorama”, reconoció Nidia Vera, la alcaldesa de este pueblo de 1.400 habitantes ubicado a 60 km de la capital departamental, en declaraciones a la radio local Difusora Treinta y Tres. La autoridad explicó que un bebé tuvo que ser trasladado en lancha hasta una ambulancia, para luego seguir viaje hasta un centro de salud.

El gobierno del presidente Luis Lacalle Pou declaró la emergencia vial, con el objetivo de acelerar las obras necesarias de recuperación de carreteras y caminos. En paralelo, la Asociación Rural del Uruguay (ARU), la institución gremial agropecuaria más influyente del país, reclamó que se habilite transitoriamente el paso de camiones con carga pesada por la caminería rural, porque “hace más de 50 días que no para de llover” y eso dificulta el traslado de cultivos delicados como la soja.

ADN

Border Brazil, Uruguay during a winter storm between Bella Union, Uruguay, with Barra do Quarai, Brazil. (Photo by: Giulio Paletta/UCG/Universal Images Group via Getty Images) / UCG

“Lo peor empieza ahora”

El director del Sinae, Santiago Caramés, descartó que las inundaciones en Uruguay tengan relación con las que azotan al estado brasileño de Rio Grande do Sul.

Pese a que este viernes (10.05.2024) la mayoría de los evacuados está en la zona este, Caramés dijo que el principal temor es el agravamiento de la situación en el noroeste, más específicamente en los departamentos de Artigas, Salto y Paysandú, donde los niveles del río Uruguay están creciendo y ya superan la cota de seguridad.

Por el contrario, en Treinta y Tres perciben algunas señales positivas: ha dejado de llover y el nivel del río Olimar bajó 60 centímetros. Pintos indicó que, a nivel del sistema de emergencias, “lo peor ya pasó”. Pero admitió que “para las familias que vieron sus casas inundadas, lo peor empieza ahora”. (dz)

Contenido patrocinado

Escucha la radioen vivo

ADN Radio
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

URL copiada al portapapeles

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad