;

De “repuestos” de Bolivia a departamento en Estación Central: operativo de la PDI termina con más de una tonelada de fuegos artificiales decomisados

Cuatro personas fueron detenidas por la policía civil.

Cedida

Cedida

Revisa la seccion lo ultimo

Santiago

El camino empezaban en un punto de Bolivia: allí, desconocidos ponían en cajas de cartón el contenido, que después eran enviados a Santiago por una empresa de encomiendas bajo el etiquetadorepuestos”. Hubo una sospecha por parte de la Brigada Contra el Crimen Organizado (Brico) de la Policía de Investigaciones (PDI), pero también una cautela, la suficiente como para seguir el destino de los repuestos.

Fue así que identificaron dos puntos: el primero, en una bodega en la comuna en San Bernardo; y el segundo, un departamento ubicado en el sexto piso de un edificio residencial de la comuna de Estación Central.

Revisa también

ADN

En San Bernardo se procedió con el uso de perros detectores de explosivos. Ellos fueron los que finalmente sirvieron de argumento para que la Fiscalía Metropolitana Centro Norte autorizara la apertura de estas. Entonces se dio con los fuegos artificiales y de ahí al segundo punto, donde “se detuco a cuatro personas, las que participaron en la internación de más de una tonelada y media de fuegos artificiales”, explicó el subprefecto Juan Pablo Pardo, jefe de la Brico.

Lo que en el inmueble se descubrió fue “gravísimo”, a juicio de Pardo: “Había una tonelada y media de fuegos artificiales al interior de un departamento, en un sexto piso”.

El comisario Rodrigo Valderrama Estrada, de la Brigada Especializada en Investigación y Desactivación de Artefactos Explosivos y Contra Amenazas (TEDAX), puso en alerta este hallazgo: “Son artificios pirotécnicos que, pese a su fabricación y procesos industriales, al interior poseen sustancias químicas altamente sensibles a la fricción y a cualquier fuente calórica (...) Reviste un extremo peligro, pues poseen sustancias químicas altamente sensibles. De accionarse de forma involuntaria, podría generar una reacción en cadena y poner en peligro a la comunidad”.

ADN

Cedida

En la misma línea, aseguró que el comercio ilegal de estos elementos prohibidos tiene como fin “la ostentación de bandas criminales en las poblaciones”. Una idea que fue reafirmada por la delegada presidencial metropolitana, Constanza Martínez:

“Los fuegos artificiales son una forma de mostrar poderío, de control territorial, de amedrentar a comunidades enteras. Por tanto, que hallamos podido incautar esta gran cantidad de fuegos artificiales nos permite mostrar que con un trabajo coordinado e inteligente podemos limitar esta expresión tan nociva en nuestra sociedad”.

Contenido patrocinado

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

ADN Radio
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

URL copiada al portapapeles

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad