;

Ministra Jara por reforma previsional: “La distribución del 6% sigue estando al centro de la discusión, pero es tiempo de tomar definiciones”

La titular del Trabajo y Previsión Social respondió, en ADN Hoy, a las críticas de la derecha, a propósito de la propuesta “3, 2, 1″ que el Ejecutivo presentó. Además, desglosó esta misma iniciativa, e hizo un llamado a la oposición: “Lo que tenemos que ponernos de acuerdo es si queremos o no que las pensiones suban ahora. Para que eso ocurra, las pensiones se financian por dos vías: impuestos y cotizaciones”.

Ministra del Trabajo, Jeannette Jara, aborda la reforma previsional - ADN Hoy - 22 de diciembre de 2023

Ministra del Trabajo, Jeannette Jara, aborda la reforma previsional - ADN Hoy - 22 de diciembre de 2023

21:25

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://www.adnradio.cl/embed/audio/538/1703244854086/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Revisa la seccion lo ultimo

Chile

La semana económica arrancó con las indicaciones que el Ejecutivo ingresó al proyecto de reforma previsional: el 6% adicional, cuya distribución “sigue estando en centro de la discusión”, dijo la ministra del Trabajo y Previsión Social, Jeannette Jara, la mañana de este viernes en ADN Hoy, es clave. De eso se trató el plan 3, 2, 1″: un 1% va a fortalecer el empleo y la formalidad de las mujeres por medio de la sala cuna; el 2% a la capitalización individual y el 3% a un seguro social transitorio que permitirá subir la pensión en una unidad de fomento por cada año cotizado.

La oposición se negó casi de manera automática, una actitudo calificada como “permanentemente en el último año” por la secretaria de Estado: “El proyecto de ley lleva más de un año tramitándose; está en la comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, presidida por Juan Santana; fue aprobada en general durante este verano, pero estuvimos todo el año tratando de ver alternativas para que pudiera tener cierta adhesión en cada uno de los sectores del Congreso””.

En esa misma línea, de alguna forma esbozó cierta falta de justificación en esa actitud, pues “hay elementos que se han recogido en la propuesta de indicaciones que buscan hacerse cargo, tanto de críticas como de propuestas alternativas que se han hecho”.

Revisa también

Jeannette jara, ministra, trabajo,

“Sin duda, la distribución del 6% sigue estando al centro de la discusión, pero nos parece también que es tiempo de tomar definiciones: si esto no se indica y la discusión sigue prolongándose sin ceder por parte de la oposición, no vemos cómo podríamos llegar a un acuerdo”, profundizó luego. Aunque después hizo una advertencia que tenía como contexto el último plebiscito:

“En vez de ceder y juntarnos un poco más hacia el centro, lo que se ha ido es tensionando esto desde la oposición más hacia la derecha. Como todos decimos que queremos mejorar las pensiones, creemos que al colocar las indicaciones, se puede potenciar un acuerdo que nos pueda permitir a todos poner por delante a las personas, a los pensionados de Chile”.

Pero ¿cuál es, en concreto, la diferencia entre estas indicaciones y la actitud de la oposición en cuanto a la reforma discutida a principios de la actual administración? Jara advirtió, primero, que “tenemos un objetivo común: mejorar las pensiones, y eso no es menor”. A ello se sumó un punto de contexto: “Tenemos una ventaja de oportunidad entre el plebiscito que terminó y las elecciones municipales que vienen, y este es el tiempo para tomar ese acuerdo”.

ADN

“Cuando se acerca el próximo periodo eleccionario, nuevamente el clima político se tensiona y esa es una realidad. Hay, primero, un objetivo común. No me cabe duda que hay convencimiento que en Chile las pensiones tienen que subir, y no solo en el oficialismo, también en la oposición. Y en segundo lugar, este es el momento, porque viene otra elección y el clima se tensionará nuevamente”, precisó luego.

Y el tercer argumento del tiempo distinto fue más técnico: “El proyecto, objetivamente, se hace cargo de mucho de los temas que la oposición ha planteado. Por ejemplo, se eliminan las cuentas nacionales; ya no se deroga el DL3500; el seguro social, que era un 6%, ahora pasa a ser un 3%; el actor público que iba a participar en la administración de los fondos, que era el Instituto de Previsión Social y que hace lo mismo todos los días con las antiguas cajas, el pilar solidario, bueno, la derecha no quería que estuviera el Estado ahí, se va a licitar a privados. Hay varios elementos recogidos. Se nos pidió también fortalecer el mercado laboral, por eso viene el tema de sala cuna y empleo para las mujeres”.

La crítica, entonces, ha ido al tono del debate, si se quiere: “Hay un esfuerzo que se ha hecho del Gobierno. Aunque algunas declaraciones a veces son un poco altisonantes, voy viendo ciertas luces de apertura que creo que pueden contribuir para que los pensionados puedan mejorar su calidad de vida”.

Indicaciones

¿Y si la oposición, más que una negativa dogmática, propusiera alternativas que fueran más allá de la capitalización individual? Lo espetó la titular del Trabajo: “Si algún sector espera que el seguro social sea menor del 3%, nosotros no podremos entregarle a los pensionados, actuales y futuros, una garantía por año cotizado equivalente a 0,1 UF. Es decir, cada 10 años cotizados, 1 UF”.

“Tendría que evaluar entonces si nos hemos demorado 10 años en hacer una reforma y ella, en vez de entregar un piso mínimo como 1 UF cada 10 años cotizados, entrega $2 mil o $3 mil, tendríamos que evaluar para qué estamos todos los que estamos en política. Los demás elementos: hay mejoras que se han recogido, pero estamos siempre abiertos a mejorar otras cosas. Las buenas ideas son siempre bienvenidas”, agregó después.

Ha habido, a juicio de la secretaria de Estado, una disposición a recoger posturas de la otra vereda y que se han visto en medidas que han tenido unanimidad en la Cámara: por ejemplo, las 40 horas laborales (”hemos demostrado, con hechos concretos, nuestra voluntad de construir acuerdos”, fueron sus palabras).

ADN

Con todo, es el destino de 3 de los 6 puntos de cotización individual el conflicto. Y la novedad, los dirigidos a la sala cuna, han sido acelerante de la negativa de la oposición. Aunque Jara lo explicó: “El problema de las mujeres es realmente dramático, no es teórico. En septiembre, por ejemplo, la mitad de las pensionadas de ese mes se pensionaron con $48 mil de la pensión autofinanciada. Y tienen PGU igual que los hombres, pero la brecha es del 60%, siendo que la de los hombres ya es baja”.

“Hay que tomar medidas en ese sentido (lagunas, formalidad). Si no hay disposición, porque con el 1% se hace sala cuna, pero además se compensan las diferencias por expectativas de vida. El fenómeno no se produce porque las mujeres se jubilen antes, sino que porque haciéndolo, su pensión es más baja”, acotó después.

¿Impuesto o cotización?

La segunda duda que surge es: ¿se aumentan las jubilaciones con cotización o con impuesto? Y de ser lo segundo, ¿en qué punto queda la reforma tributaria, presentada por el Gobierno como nuevo pacto fiscal?

“Es un loop: se plantea que algunas cosas sse financien con impuestos y cuando se plantea que suban los impuestos, se niegan a que aquello ocurra; cuando se plantea que se haga con cotización, se vuelve a que se haga con impuestos y sigue que se haga con palabras o de hecho ocurriendo de la misma forma”, teorizó la ministra Jara. E hizo un llamado después:

“Si encontramos buenos mecanismos, alternativas que alguien quiera proponer, el Ejecutivo ha estado abierto a la conversación, pero tiene que tener una línea en la que estos temas se unan, porque sino parecen excusas. Eso es complejo porque la ciudadanía ha dado señales de que quiere acuerdos, que está aburrida de esta rencilla. Necesitamos soluciones”.

Así las cosas, aseguró que, en caso de presentar alternativa, “se pondrá atención a aquello”.

Lo que sí descartó de plano es dejarlo al siguiente Gobierno, pues “no soluciona en nada la situación de los actuales jubilados, porque cuando los 3, 6 o 2 puntos van a capitalización individual, se produce un ahorro acumulado en el tiempo. Y no solo los que hoy están jubilados no alcanzarían a subir sus pensiones, sino que una mujer que hoy tiene 39 años no alcanzaría a juntar 1 UF antes de pensionarse: se demoraría 21 años. Un hombre de 49 años se demora 16 años para juntar 1 UF. Esto no es un tema de posición política, sino cuál es el resultado que se espera de la reforma”.

Vaso medio lleno, vaso medio vacío

La forma en que la ministra Jeannette Jara explicó el estado de la discusión fue, si se quiere, de alguien optimista. Y lo graficó así:

Si se mira el vaso medio lleno, si hay disposición para aumentar el ahorro previsional, pagar sala cuna y compensación de tabla, tenemos la mitad del problema despejado. Lo que tenemos que ponernos de acuerdo es si queremos o no que las pensiones suban ahora. Para que eso ocurra, las pensiones se financian por dos vías: impuestos y cotizaciones. Y el riesgo de subir solo por impuesto es que las personas que cotizan y que siguen teniendo muy bajas pensiones, sienten que su cotización no vale la pena. Hay un desincentivo a la formalidad, al ahorro, a la cotización. Por eos hay que ir por los dos lados”.

Así también, para las mujeres siempre convendrá más la mecánica del seguro social que del ahorro individual. “Ojalá podamos llegar a un acuerdo. Sería una buena noticia empezar el próximo año con un buen acuerdo por Chile”, cerró.

Contenido patrocinado

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

ADN Radio
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

URL copiada al portapapeles

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad