Tiempo Libre

Ricardo Martínez revisó “The Wall” de Pink Floyd en su aniversario número 40

El columnista de “Letra y música” en Ciudadano ADN hizo un análisis de la importancia de este disco conceptual, y su influencia hasta el día de hoy.

0:00 / 0:00
Por Ciudadano ADN
Miércoles 04 de Dic, 2019 - 12:59
Actualizada el Miércoles 04 de , -

En el regreso de "Letra y música", el columnista de Ciudadano ADN, Ricardo Martínez, revisó un disco esencial que acaba de cumplir 40 años: "The Wall", de Pink Floyd, lanzado un 30 de noviembre de 1979, y que "es considerado uno de los discos más significativos de la historia del rock y del pop".

Esto, tanto por su condición de disco conceptual, que "tiene una continuidad y te cuenta una historia", como porque en su factura musical y lírica "hay mucho esfuerzo en tratar de hacer una obra maestra".

Además, según Martínez, posee una importancia histórica al ser una especie de cierre musical a la década de los 70, que "es una época muy depresiva en términos musicales, no está la esperanza, el brillo y las flores de los 60. Llega la crisis del petróleo, aparece el autoritarismo en Latinoamérica y existe la sensación de que la música tiene que responder a eso, que es también lo que hace el punk", explicó.

Del mismo modo, "también es un disco muy actual, que está en un contexto muy similar al que estamos viviendo hoy", según el académico y experto en cultura popular. 

"The Wall" recorre, a lo largo de sus dos discos, la experiencia de vida de un músico desde que nace hasta que es adulto: la relación con el padre, la madre, la escuela, qué es ser una estrella de rock y una secuencia final donde "entra en una especie de locura y se imagina siendo el líder de un grupo muy radicalizado político que logra el poder en Inglaterra", para luego ser llamado a "derribar la pared que se construye para separarse del resto del mundo", algo que queda muy bien narrado en la película homónima dirigida por Alan Parker en 1982.

Un disco que sentó las bases de una forma de entender el rock, cuyas influencias van desde la puesta en escena capturada por bandas como U2, hasta las que según Martínez son "las bandas más pinkfloydianas" como Radiohead y Muse, que además de lo musical incorporan en su propuesta elementos como una gran puesta en escena y un cuidado por la visualidad en los discos.

A la hora de escoger a su integrante favorito de Pink Floyd, Martínez aclaró que "no es ni (David) Gilmour ni (Roger) Waters, sino que Richard Wright", el fallecido tecladista de la banda.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto