Tiempo Libre

“Stabat Mater” de Rossini en el Teatro U. Chile: un triunfo total

La obra religiosa fue presentada por la Sinfónica Nacional y el Coro U.Chile bajo la dirección del maestro italiano Aldo Sisillo.

Por ADNradio.cl
Lunes 13 de Ago, 2018 - 20:58
Compartir

Álvaro Gallegos

Los 150 años de la muerte de Gioachino Rossini (1792-1868) sirvieron como perfecto pretexto para que Coro Sinfónico U.Chile y Orquesta Sinfónica Nacional de Chile revivieran tras nueve años de ausencia, la que es quizás su obra maestra no-operática, el "Stabat Mater". Un acierto, y un triunfo para los cuerpos artísticos del CEAC U. Chile, gracias a la presencia en el podio del italiano Aldo Sisillo, y un cuarteto de solistas con lo más granado de las voces chilenas: la soprano Francisca Cristopulos, la mezzosoprano María Luisa Merino, el tenor Luis Olivares y el bajo-barítono Sergio Gallardo.

De partida, el maestro Sisillo, dueño de un abultado curriculum consignado en el librillo de mano, lideró una interpretación sublime. Muy italiana en su musicalidad, en total sintonía con el estilo lírico del compositor, y conciliando el carácter sacro de la pieza con el universo belcantista, el director manejó con fluidez a todos los músicos en escena.

Un sonido brillante brotó de la OSNCH, mientras que el coro preparado por Juan Pablo Villarroel tuvo su momento estelar en lo que va del año, especialmente en los pasajes a capella.

Pero el elemento esencial que hizo de este "Stabat Mater" algo único fueron los solistas. Olivares fue un persuasivo tenor, que magnificó el movimiento (o mejor dicho, aria) “Cujus Animan Gentenem”. Cristopulos, con su bien modulada voz, se lució en el “Inflammatus et Accensus”, y en el trabajo en conjunto del cuarteto. Gallardo, como era de esperar, hizo gala de su alto nivel, que lo confirman como uno de los mejores del país en su registro.

Mención especial merece María Luisa Merino, quien se ha ganado un espacio de notoriedad en el exigente medio argentino. Hace poco cantó en Buenos Aires la ‘Missa Solemnis’ de Beethoven, y luego de un celebrado paso por la Semanas Musicales de Frutillar el año pasado, este concierto se convierte en su gran debut en la capital chilena. Una voz potente, expresiva, que sacudió el Teatro U.Chile en el “Fac ut Portem”, y se complementó a la perfección con los otros solistas. Esto debiese sentar precedente para que siga viniendo desde el otro lado de la cordillera a cantar con las orquestas locales.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto