Tiempo Libre

Arqueólogos descubren la primera democracia en Latinoamérica

En Tlaxcala (México) hallan una sociedad donde los gobernantes no nacían para serlo y estaban al servicio del pueblo.

Por Diario El País
Jueves 23 de Mar, 2017 - 17:09
Actualizada el Jueves 23 de , -

Un grupo de investigadores encontró los primeros trazos de una sociedad con democracia en Latinoamérica, dando indicios de que su origen no es un fenómeno europeo y que existía antes de la invasión del imperio español. Los científicos encontraron en México los restos arqueológicos de una sociedad, que no se regía por líderes absolutistas que heredaban el poder. Un artículo en Science muestra que quienes querían gobernar debían pasar un rito de iniciación y que los habitantes que financiaban a la comunidad con sus impuestos, podían exigirle cuentas.

Informa El País que la ciudad, construida cerca del año 1250, se encuentra en Tlaxcala y no se parece a la mayoría de ciudades mesoamericanas que se conocen y que se centraban en un núcleo monumental de pirámides y plazas. En la tlaxcalteca las plazas se dispersaron por todos los barrios, sin centro claro o jerarquía. El arqueólogo Lane Fargher cree que el senado de la localidad se encontraba en un edificio a las afueras. Allí unas 100 personas tomaban decisiones clave desde lo militar a lo económico.

Fargher descubrió la génesis de una república: "Hace 20 o 25 años, nadie habría aceptado que se organizó de esta manera". Para convertirse en senadores, los candidatos se sometían a pruebas descritas por un sacerdote español en el siglo XVI. Los aspirantes solían ser exsoldados y debían presentarse desnudos en una plaza, donde eran hasta golpeados por la multitud. Luego debían permanecer hasta dos años en un templo, donde los sacerdotes les enseñaban el código moral y legal. Esto incluía flagelos y torturas para demostrar que eran aptos y así ser parte del senado.

Los científicos reconocen que esta sociedad no se trataba de una democracia plena, pero sí que se regía por un poder compartido o colectivo, donde la economía se apoyaba en los impuestos internos y cualquiera podría convertirse en líder. Los arqueólogos señalan que los espacios públicos predominaban sobre los ostentosos palacios, se hacía hincapié en la producción local en detrimento de las importaciones y afirman que la brecha entre las élites y la gente común era mucho más reducida que en las demás civilizaciones de la época. También reconocen que este sistema autárquico y colectivo se vio impulsado también al bloqueo comercial que le impusieron los mexicas.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto