Televisión

Rodrigo Cuevas, guionista de Historias de Cuarentena: “A uno le toca hacer muchas historias, pero en pocas sientes que estás haciendo un aporte”

Ciudadano ADN conversó con el creador de la serie Los 80, de varias teleseries y del actual éxito de ficción de Mega, surgido en medio de la crisis sanitaria, y del que contó su rápido proceso de creación y producción.

Por Ciudadano ADN
Viernes 29 de May, 2020 - 18:55
Actualizada el Viernes 29 de May, 2020 - 19:03

El psicólogo Pablo (Francisco Melo) atiende a sus pacientes vía Zoom, en medio de la llegada de la pandemia del coronavirus. Es la premisa de la serie Historias de cuarentena de Mega, que resultó el gran éxito de la temporada, interpretando en la ficción lo que muchos chilenos están viviendo en medio de esta crisis sanitaria.

“Fue un proceso muy intuitivo, desde una especie de ansiedad creativa de poder hacer algún tipo de aporte en medio de esta crisis”, contó en Ciudadano ADN el guionista de la ficción, Rodrigo Cuevas, cuya idea surgió “a contrarreloj, con mucho de riesgo, mucho de aventura, haciendo las cosas muy distinto a como estamos acostumbrados, con casi cero tiempo de desarrollo tanto en la escritura como en la realización”.

Una modalidad surgida entre las posibilidades de la cuarentena y el confinamiento social, y que terminó siendo una de las particularidades de la serie. Según contó Cuevas, “yo escribo un capítulo que la mayoría de las veces se graba al otro día, y se emite unos cuantos días después. Eso implica mucho riesgo, mucha aventura, y nos ha permitido incorporar la contingencia de una manera que, de otra forma, hubiese sido imposible”.

Entre los pacientes de Pablo están una enfermera que trabaja en un hospital público (Paola Volpato), un adulto mayor que acaba de perder a su esposa (Héctor Noguera) o una pareja en crisis (María Gracia Omegna y Gonzalo Valenzuela). Con esta propuesta de personajes, “lo que quisimos hacer fue acompañar a la audiencia y generar identificación. Hicimos un rápido mapeo de los grandes temas que estaban apareciendo y creamos personajes a la medida de eso”, contó el guionista sobre la génesis de la serie. Con el pasar de los capítulos, fueron apareciendo nuevos personajes, buscando lograr “un fresco general lo mas representativo posible”.

Leer también
Imagen post
Televisión

Simón Beltrán se suma a Historias de Cuarentena a partir de la próxima semana

Imagen post
Televisión

María Elena Duvauchelle se incorpora a Historias de Cuarentena

Imagen post
Televisión

Crisis de ansiedad de Lorena en Historias de Cuarentena impactó a los televidentes

En ese proceso creativo, confesó, “hay una mezcla de las experiencias más personales que uno puede tener”, pero también existe un trabajo de investigación permanente. Cuevas escribe la serie junto al guionista José Fonseca y con la periodista Soledad Gutiérrez a cargo de la investigación. “Ella tiene fuentes directas en servicios de urgencia y algunas reparticiones públicas, eso nos permite ir escaneando la realidad y proyectando escenarios”.

Con los profundos cambios sociales y laborales que ha implicado esta crisis sanitaria, Cuevas reconoce que “es muy difícil saber” cuál será el futuro de la ficción televisiva. “Quien diga que tiene la respuesta es como para sospechar”, aseguró.

Según contó, al inicio de la pandemia Cuevas trabajaba en una teleserie que tenía como fecha de estreno principios del 2021, y que terminó postergándose producto de la crisis. “Y sentí que la historia que estaba escribiendo era de otra época, quedaba totalmente desfasada. Eso le está pasando a mucha gente”. Una confusión generalizada entre los creativos, dice. “Es difícil retomar las maneras de grabar que había antes, eso ya te obliga a hacer cambios creativos”. Por ahora, “lo único que nos queda es seguir mirando”.

Esa rapidez para armar Historias de cuarentena hizo que la serie tampoco tenga referencias o inspiraciones directas. “En series de terapeutas el clásico es ‘In Treatment’, que la había visto hace muchos años y la consulté ahora. Se hizo una serie en España pero parece que tenía un tono más de humor y fue criticada por eso, se les acusó de reírse de la pandemia”. Por eso, con este proyecto buscó tener “una serie más equilibrada, con casos más dramáticos pero con una mirada esperanzadora”.

Leer también
Imagen post
Televisión

“Historias de cuarentena” presentará nuevos personajes

Imagen post
Televisión

Ingrid Cruz se suma a Historias de cuarentena con importante personaje

Imagen post
Televisión

Héctor Noguera sacó aplausos en Twitter con su diálogo en Historias de Cuarentena

Cuevas adquirió notoriedad como guionista luego de la premiada serie “Los 80”, de Canal 13. Ahora, tras pandemia y meses de estallido social, evalúa cómo la historia se repite. “Son dos crisis muy profundas. En las ollas comunes de los 80 uno ve una pobreza terrible, que se refleja en la ropa. Hoy, si bien las condiciones de vida material han mejorado mucho, seguimos teniendo ollas comunes. Es algo que llama poderosamente mi atención y nos hace replantearnos muchas cosas, sobre qué tanto hemos avanzado como sociedad”, reflexionó.

Por eso, se siente satisfecho de “sentir que estás siendo un aporte, que lo que estás haciendo tiene sentido y que la gente se puede identificar. A uno en su carrera le toca hacer muchas historias, a unas les puede ir mejor que a otras, pero son pocas las ocasiones donde sientes que al menos estás intentando hacer un aporte. Me pasó con ‘Los 80’ y siento que ahora nuevamente lo estamos haciendo”.

Otro de sus proyectos fue la serie biográfica “Martín, el hombre y la leyenda”, que retrató la vida del boxeador Martín Vargas. Cuevas solo tuvo elogios para él. “Es un personaje increíble, le tengo mucho cariño. Para esa serie, mi investigación consistió en entrenar con él e ir a su casa. Cuando prenden la cámara es mañoso y dispara para todos lados, pero en lo humano es una persona muy cálida, muy agradable. Esa carga rabiosa es el personaje público, cuando uno lo trata, es un viejo buena onda”.

El guionista recordó la experiencia de mostrarle la serie lista para tantear sus reacciones. “El director y los productores de la serie estaban súper asustados, y me sentaron a mí al lado para hacer la contención. Vio el capítulo entero y no emitió ninguna palabra ni hizo ningún gesto. ¿Qué le estará pasando con esto?, nos preguntábamos. Un silencio sepulcral. Pero finalmente nos llegó el alivio. Le gustaba, pero se fijaba en detalles, ‘yo nunca fumé al lado de Cavillón, eso está mal’. Yo creo que sintió con la serie una gratitud que espera del medio y de la gente. Es una persona en busca de cariño”.

Cuevas se negó a elegir su teleserie chilena favorita. “Qué difícil, uno pisa callos y puede herir susceptibilidades. Pero Los Títeres es una gran teleserie, es mucho más que una teleserie, es un drama muy potente. Aunque cuando uno revisita esas teleseries antiguas, se da cuenta que los ritmos de esa época son muy difíciles de bancar hoy en día, unas escenas eternas. Uno tiene una imagen idealizada y cuando las vuelve a ver a veces no aguantan muy bien”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto