Televisión

Chiqui Aguayo y los efectos de la pandemia: “Se cayó todo, por razones obvias. Trabajaba en el matinal, me desvincularon y me quedé sin pega, sin nada”

La comediante se sinceró con Aldo Schiappacasse en Los Tenores Puertas Adentro, refiriéndose al momento que atraviesa la TV en la actualidad.

Por Juan Vera Valdés
Lunes 25 de May, 2020 - 21:37
Actualizada el Martes 26 de May, 2020 - 14:23

Daniela “Chiqui” Aguayo dejó atrás su creciente carrera en el stand up, que entre otras distinciones le permitió ganar gaviotas de oro y plata en el Festival de Viña del Mar el 2017. Hoy vive un presente distinto en medio de la cuarentena que hace en la comuna de Ñuñoa, al cuidado de su hija. “Estamos guardadas, primero con el estallido social y ahora con esto. Mi hija ha salido re poco. La última vez le cargó el paseo, le molestó la luz”, comentó resignada.

En materia laboral, la ex Club de la Comedia y Minas al Poder cumple más de un mes cesante tras ser despedida del matinal Buenos Días a Todos de TVN. Tampoco pudo asistir a festivales que tenía programados durante el primer semestre de este 2020. “Sólo alcanzamos a ir a Concepción y Punta Arenas…y se cayó todo, por razones obvias. Trabajaba en el matinal, me desvincularon y me quedé sin pega, sin nada”, comentó en conversación con Aldo Schiappacasse.

A pesar de este escenario, la artista sostuvo que recuerda con cariño a sus excompañeros en el espacio del canal público, así como también se refirió al cambio de la cobertura de la pantalla chica.

“Mi esperanza de que con lo tan triste que estamos viviendo, quizás nos vamos a demorar, pero en algún momento, no sé cuánto, la tele tiene que tener un rol de entretenimiento. Ahora debe tener un rol informativo, pero cuando pase esto tan triste que atravesamos como país, vamos a tener la necesidad de entretenernos y allí apareceremos los que nos dedicamos a esto”, dijo.

La comediante también tuvo palabras para la desigualdad visible en nuestro país, que a su juicio quedó patente con la pandemia: “Esto no va a cambiar de un día para otro. Las buenas personas seguirán siendo iguales y a los idiotas les costará dejar de serlo. No va a ser de un día para otro, pero a lo menos estará al descubierto que las desigualdades son terribles, nos quedará por un buen rato una sensación de tristeza”.

Sin embargo, la importancia para la humorista será que las autoridades tomen conciencia de esta situación, para así “podernos reírnos en algún momento de esto”, principalmente “de ellos”.

Por todo lo anterior, Aguayo confiesa que le cuesta reír y escribir libretos en medio del panorama sanitario y social que envuelve a Chile. Si bien prepara junto a su colega y amiga Allison Mandel un show vía streaming, le cuesta concentrarse: “Está tan la cagá…Me siento angustiada, no me da risa nada de lo que está pasando. Es mucha la incertidumbre, como se está manejando todo”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto