Salud

Estudio sobre la sexualidad de los chilenos refleja “baja considerable” en el uso de anticonceptivos

La investigación además refleja una baja en la preocupación por realizarse exámenes de detección de enfermedades sexuales.

Por José Campillay
Martes 20 de Sep, 2022 - 18:20
Compartir

Este martes en Tu Nuevo ADN, Leo Meyer conversó con Sebastián Medina, director de investigación en GFK, sobre la situación en torno a la sexualidad de los chilenos.

Desde la organización realizaron un estudio para conocer la realidad de este tema en el país. Los resultados revelan que un 56% no está conforme con su frecuencia sexual.

Además, se logra apreciar una baja utilización de anticonceptivos y aumento en uso de juguetes y disfraces sexuales. Esto refleja, en cierta medida, cómo se aborda este ámbito de la vida por gran parte del país.

Un punto que destacó Medina, es que este estudio “viene a comparar los datos que ya habíamos lanzado prepandemia (…) nos llamó la atención saber si han cambiado las cosas o no”.

Como primera apreciación, de forma general, aseguró que “efectivamente vemos unos cambios en el comportamiento y las prácticas sexuales de los chilenos“.

Asimismo, detalló que participaron 4 mil personas, pertenecientes de todos los niveles socioeconómicos y de diferentes edades, lo que permite “una mirada bien variada“.

Cuidados sexuales

Dentro de los focos que se abordaron en el estudio de GFK, Sebastián apuntó que “durante la pandemia no se dieron grandes cambios en cuanto a la actividad por sí misma“.

“Si hacemos las comparaciones con el año 2019, en eso, no nos hemos visto tocados. ¿Cómo lo estamos realizando y qué tan satisfechos estamos? Ahí pueden haber algunos cambios“.

Una noticia que no es tan positiva es el uso de anticonceptivos o preservativos. El cuidado que estamos enfocando en nuestra vida sexual“, expuso el investigador.

“Hay una baja considerable si lo comparamos con el 2019; el 70% declaraba usar anticonceptivos o preservativos. Solo el 53% lo declara este año“.

Por otra parte, se evidencia “que la preocupación por realizarse exámenes para detectar alguna enfermedad de transmisión sexual también es bastante baja. Solo el 25% de las personas tiene (dicha) preocupación”.

Satisfacción sexual

Un aspecto que Sebastián Medina considera más “lúdico” en torno a la radiografía de la sexualidad de los chilenos está relacionado con la satisfacción y las experiencias de las relaciones.

“El 56% de las personas se declara algo insatisfecho cuando hablamos de su vida sexual y les gustaría tener más sexo del que tiene hoy en día“.

“Hay claras brechas: las personas en pareja declaran que les gustaría tener más sexo del que tienen hoy, los hombres declaran querer tener más sexo (…) eso nos lleva a otro tipo de prácticas“, apuntó Medina.

“Cuando estas cosas no están funcionando (…) ¿Por qué no están funcionando? Hay algunos motivos. La satisfacción con la facilidad de llegar al orgasmo también es algo bastante crítico“.

Aquí se ve una clara diferenciación entre géneros, ya que solo el 38% de las mujeres declara llegar al orgasmo con facilidad. Asimismo, Sebastián detalla que un 23% de ellas “le finge a la pareja”.

La nueva mentalidad

Desde GFK reconocen que la sociedad está un poco más abierta a hablar de estos temas relacionados a lo sexual, algo que ligan directamente con las nuevas generaciones.

En este sentido, los más jóvenes, que el estudio abordó como Generación X (18 a 26 años), demuestran ser “una generación que se preocupa de su vida sexual“.

Con esto, Medina se refiere a puntos como que “se preocupan de estar más satisfechos. Incluso interactúan más con otros tipos de prácticas. No solo prefieren al sexo opuesto para realizar la actividad sexual”.

“Hay un aumento creciente en relación a preferir los dos sexos. El 13% de la Generación Z prefiere tener relaciones tanto con hombres como mujeres, independiente de cómo se definan ellos”, detalló.

Herramientas adquiridas en pandemia

Además de una tendencia por el uso de juguetes sexuales y la utilización de disfraces o ese tipo de actividades para darle dinámica a la actividad sexual, en el periodo de encierro por el covid-19 se destacó el alza de un elemento en particular.

Se trata del sexting, que ha aumentado 20 puntos desde el 2017, año del primer estudio sobre la sexualidad de los chilenos. “Es la práctica sexual de enviarse fotos, chat, sexo virtual, todo lo que tiene que ver con sexo a distancia”.

“El chileno logró encontrar la salida para satisfacer su vida sexual”, señaló el representante de la compañía a cargo de la investigación. Además, propone que las nuevas tecnologías “vienen a complementar y sumar (…) no es que dejamos de lado las relaciones sexuales de manera personal”, puntualizó Sebastián Medina.

Síguenos en El Mostrador Google News
Lo más visto