Política

¿Quién vigila la franja?: Las razones por las que no es obligación hablar de lo que se propone

ADN.cl conversó con el Consejo Nacional de Televisión y con el director de la franja de Renovación Nacional, Pablo González, sobre los contenidos alrededor de lo que se puede ver en televisión en el marco del plebiscito constitucional.

Reproducción
Con información de Florencia Couyoumdjian y Rocío Novoa
Viernes 25 de Sep, 2020 - 22:07

Este 25 de septiembre comenzó la franja televisiva en el marco del próximo plebiscito constitucional. Y en los 7 minutos y medio que tuvo cada una de las opciones, en todas apareció Renovación Nacional, causando confusión y crítica entre los televidentes al no hablar necesariamente de todas las alternativas propuestas.

Al respecto, el Consejo Nacional de Televisión afirmó que no tienen “injerencia en los contenidos de la franja”, ya que solo es el órgano encargado de la distribución de los tiempos de la franja televisiva y establecer los criterios técnicos audiovisuales para su transmisión. “Los respectivos partidos políticos y comandos son los responsables”, precisaron.

Además, detallaron que la distribución del tiempo la hicieron considerando diversos criterios. En principio, contemplaron la participación de partidos políticos legalmente constituidos y con representación parlamentaria al 24 de enero de 2020 que hayan manifestado su voluntad de participar en la franja, y la participación de parlamentarios independientes que hayan tenido esta condición al 24 de enero de 2019 que hayan manifestado su voluntad de participar en la Franja.

En el caso de los partidos políticos que querían participar en las dos opciones por cédula, debían manifestar el porcentaje de participación por alternativa. Su total de tiempo se calculaba en base a la votación obtenida en la última elección parlamentaria, realizada en 2017.

Ese fue el caso de RN, la segunda tienda que tiene más tiempo después de la UDI. “Somos un partido tan grande como Chile y tenemos diversas posturas“, explicó a ADN.cl Pablo González, director de la franja del partido, frente a la decisión de estar presente tanto en el Apruebo como en el Rechazo, y en la Convención Mixta como la Convención Constituyente.

El creativo aseguró que buscaban ser coherentes al momento de diseñar su propuesta, con un objetivo común que va en dos caminos. “El primer mensaje era dejar claro que, en Renovación Nacional, independiente de las posturas que cada cual pueda tener, lo más importante es generar una conversación, un acuerdo y un debate sano para llegar a un acuerdo“, explicó.

Mientras que el “segundo carril es lo que quiere comunicar cada comando, ahora mismo la Convención Mixta, al ser transversal en el partido, tuvo una acción meramente educativa al explicar qué es la Convención Mixta, y por qué es mejor que la Convención Constitucional“.

¿Cómo ocurre eso en un partido que plantea libertad de acción y que ni siquiera nombra o habla de la Convención Constitucional en los 42 segundos que estaría destinado para hablar de esa opción? “Cada partido decide qué poner en cada opción y nosotros definimos que, como la Convención Mixta tenía un estilo, un tren de discusión en particular, la Convención Constituyente al final del día tenía ese estilo de comunicar contenido”, declaró.

Y agregó que “nosotros sencillamente aprovechamos lo más posible la cantidad de tiempo disponible que teníamos a disposición para hablar de este mensaje de unidad, porque al final del día, todas las franjas, que es un poco lo que sentí yo y que vi que pasó, era una guerra de trinchera a trinchera, entonces nosotros quisimos utilizar la mayor cantidad de espacio posible para poder apelar aunque sea en algunos casos, absurdo o chistoso, algo tan simple, como que a alguno le gusta el sur y al otro el norte. Podemos conversar, hay espacio”.

En el caso de la noche, “el Apruebo, básicamente es positivo, es persuasivo, es buena onda y el Rechazo está lejos de ser cualquier campaña del terror. Esta cerca de expresar con recursos publicitarios, humor, reflexión, por qué es bueno rechazar”.

De esta manera, ilustró que “la Convención Mixta fue educativa, la Convención Constituyente fue 100% una campaña enfocada en la unidad, en el poder dialogar, el poder encontrarnos, encontrar cosas en común, por muy banales o por muy profundas que sean”.

Y así serán sus próximos capítulos. “Vamos a seguir viendo piezas más profundas y triviales sobre lo que tenemos en común los chilenos, en el Apruebo y en el Rechazo. Vienen piezas entretenidas, lúdicas, otras mucho más reflexivas, pero en ningún momento nada del terror“.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto