Política

Rodrigo Hinzpeter por votación sobre el retiro del 10% de las AFP: “Definitivamente hay desgobierno, falta de liderazgo político”

El exministro opinó sobre el actual momento del oficialismo. “Por razones que no conozco, el ministro del Interior ha sido una figura un tanto ausente”, afirmó.

Agencia Uno
Por Rocío Novoa V.
Domingo 12 de Jul, 2020 - 12:10

Contando cómo sintió la muerte de su padre por coronavirus, cómo pasa la cuarentena y su nuevo rol como presidente del capítulo chileno del Consejo Empresarial Chile Argentina, el exministro del Interior Rodrigo Hinzpeter conversó con El Mercurio, opinando también sobre la crisis que enfrenta la derecha tras la votación que permitió el avance de la reforma constitucional que permitiría el retiro del 10% de los fondos de pensiones.

“El desorden de la derecha ocurrido (en la votación del retiro del 10% de las AFP) tiñe mucho porque es un episodio demasiado emblemático en un tema emblemático. En consecuencia, decir que todo está como estuvo ayer, no es preciso”, afirmó respecto a la realidad del oficialismo en la última década. “Pero definitivamente hay desgobierno, falta de liderazgo político, ausencia de juicio técnico y de responsabilidad política muy grande, que excede este episodio”, agregó.

Si bien apunta a que ese desgobierno es “del gobierno, pero no solo del Gobierno”, reveló también que le es “difícil criticar al Gobierno de manera publica”, y que reconoce “errores en el manejo del orden público y en la forma en que se comunicaron las medidas que se adoptarían para controlarlo, así como en el manejo de la pandemia y la forma en que se ha comunicado su manejo”.

Luego, apuntó a la figura de Gonzalo Blumel. “Por razones que no conozco, el ministro del Interior ha sido una figura un tanto ausente. El cargo es muy difícil y se pueden cometer errores, pero si uno es ministro del Interior, debe asumir el riesgo de pecar por presencia y no por ausencia”, aseguró, junto con señalar que tiene “la impresión” de que el secretario de Estado “es una persona que, legítimamente, no ha tenido vocación de ministro del Interior. Eso lo ha hecho pecar de ausencia”.

Tras repasar el rol que tomó entre el 2010 y 2012, amplió su crítica a Chile Vamos. “El error más reciente y fundamental de un grupo de congresistas es declarar que se ‘acabó la paciencia’, y entonces se va a estar en contra del Gobierno que uno apoya”, dijo Hinzpeter, puntualizando que “en la política la paciencia debe ser infinita cuando se trata de las ideas de un sector. Y considero inapropiado apoyar un proyecto a partir de que se haya agotado la paciencia en otras materias”.

Y más particularmente, repasa los parlamentarios. “Al final del día la pregunta que me hago es por qué diablos el Gobierno no es capaz, a través de algún liderazgo político, de mantener su coalición unida. Sobre todo con un desafío tan aglutinante como es esta pandemia”, lanzó, marcando como posible causa “una baja sustantiva en la calidad de muchos miembros del Congreso. Hay inflexibilidad en algunas materias por parte del Gobierno. Y algo completamente fuera de control: un afán de popularidad fácil en demasiados congresistas”, expresó.

“El uso de analogía bélica es un error, tanto en octubre como hoy”

Tras revisar lo más reciente, volvió al Presidente Piñera y algunos hechos por los que ha hecho noticia. Hinzpeter aconsejó que “debe hacerse un esfuerzo más cuidadoso de algunas formas que en los tiempos que corren resultan irritantes para la ciudadanía y que son relativamente simples de solucionar”.

“Por ejemplo, me parece que el uso de analogía bélica es un error, tanto en octubre como hoy. Hablar de que la pandemia es un enemigo formidable y poderoso o que estamos en guerra, no es bueno porque las palabras crean realidades o predisponen el ánimo. En segundo lugar, algunas “indisciplinas” completamente evitables, en tiempos en que todos estamos haciendo esfuerzos por respetar la cuarentena, es poco comprensible el descuido”, enumeró, en referencia al actuar presidencial.

Pero, además, complementó su reflexión con las críticas que se hacen al mundo empresarial tras el estallido social y la pandemia, las que calificó de “injustas y desproporcionadas”. “En términos muy mayoritarios, hacen un aporte enorme, corren riesgos en un entorno muchas veces hostil y con una burocracia estatal que, en variadas ocasiones es una gran y pesada mochila”, reflexionó.

Finalmente, propuso un pacto para zanjar “cuestiones básicas de nuestra sociedad y así terminar el zigzagueo observado”, revelando “temor” por la discusión constitucional.

“Este país hoy no está en condiciones físicas ni anímicas… es como los futbolistas que están con un desgarro. Entrar a la cancha solo empeorará su lesión. Bueno, hoy Chile tiene un “desgarro” que tiene que ver con el tipo y nivel de violencia vivida, la pandemia y crisis económica que vendrá”, argumentó.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto