Podcast

Ciencia abierta – capítulo Salud Mental y Covid-19

“Las personas empezaron a encontrar nuevas estrategias para sentirse mejor y entre lo que se destaca es la comunicación diaria entre familiares y amigos”, señaló María Soledad Burrone, directora del Instituto de Ciencias de la Salud de la Universidad de O’Higgins.

Por María Paz Núñez
Sábado 02 de Ene, 2021 - 21:15
Actualizada el Sábado 02 de Ene, 2021 - 21:16
Compartir

Este sábado 2 de enero, se dio inicio al capítulo Salud Mental y Covid 19, de la serie de podcast Ciencia Abierta, conducido por la periodista científica Andrea Obaid y dirigido para los habitantes de la sexta región del país. Esta es una iniciativa del Proyecto Asociativo Explora O’Higgins y de la Universidad de O’Higgins en asociación con ACCDIS, PAR Explora RM Norte y el Instituto de Ciencias de la Salud de dicha casa de estudios. Tiene como fin dar a conocer todos los antecedes y recomendaciones sobre el coronavirus para que la ciudadanía se mantenga informada.

En esta ocasión se trató la Salud Mental y Covid-19, bajo la columna de opinión de Rubén Alvarado, médico psiquiatra,  y director de proyecto OnTrackChile de la Universidad de O’Higgins. Frente a la falta de tratamiento, medidas de prevención, el distanciamiento social y  sus efectos en las personas. El investigador en salud mental señala “tenemos que tomar consciencia, darnos cuenta  que esta situación de estrés, es generalizada y que nosotros en parte podemos manejarlo“. Asimismo, menciona que para eso es necesario darse cuenta y manejar las emociones más negativas, “tratar de hacer una vida lo más saludable posible, es importante buscar espacios que a uno lo satisfaga“.

Para profundizar sobre los problemas mentales y cambios asociados a lo que provoca la pandemia, se entrevistó a María Soledad Burrone, directora del Instituto de Ciencias de la Salud de la Universidad de O’Higgins y parte de una investigación psicosocial que realizó en conjunto a un grupo de expertos de diferentes universidades de Chile y Argentina. Este estudio entregó como resultados que el 70% de los entrevistados entre abril y junio, reportaron malestar psicológico. Sobre esto, Burrone explicó que “dentro de los resultados más interesantes, es que las personas decían que duermen mucho peor, los cambios en las condiciones de trabajo y el malestar psicosocial que tienen las personas”. Aunque destacó que también se enfocaron en los posibles impactos positivos que pudiesen tener.

Ante eso, dijo que “es algo interesante porque sin duda las personas empezaron a encontrar nuevas estrategias para sentirse mejor y entre lo que se destaca es la comunicación diaria entre familiares y amigos que se incrementó a partir de la pandemia”. Donde la encuesta asegura que el cambio principal afecta a las mujeres entre 20 y 59 años. Por otro lado, la docente se refirió a las transformaciones que tuvo el confinamiento en la vida cotidiana “esto genera mayores preocupaciones y malestar. Es muy esperable que ante una situación de crisis muy excepcional tengamos malestar y nos preocupe la situación”.

Asimismo, destacó las posibles impresiones positivas, siendo las redes sociales una de las principales estrategias. “El 36% de los encuestados reveló que dejó de ver y leer noticieros, hubo una sobre información en algún un momento y eso también hubo que cuidar. Por otro lado, muchas personas relataron que se empezaban a sentir bien si se cuidaban en la pandemia, porque no solo se cuidaban a ellos, sino que también a otros”. Aunque, el teletrabajo es un influyente dentro de los elementos de la salud mental de la población, enfatizó la experta.

Por último, para María Soledad, lo que debería cambiar en la logística que tiene el país en salud mental es “fortalecer el trabajo coordinado entre agencias financiadoras e investigadoras, aquellos que viven la experiencia en primera persona, incluir a la comunidad, entre otros”. Junto con eso, dijo que “fortalecer estas redes con el fin de mejorar el acceso y la continuidad de los cuidados psicológicos, es muy importante”. Ya que, cree que el distanciamiento es el físico, no el social e invita a todos a mantenerse conectados mediante las redes sociales y espacios que sean posibles, “porque estar cerca emocionalmente ayuda a sentirse mejor“, concluyó.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto