Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


Televisión incipiente y transmisión "pirata": ¿Cómo se vio en Chile la llegada del hombre a la Luna?

Ciudadano ADN contó con un panel de involucrados en la emisión del histórico acontecimiento a través de la, en ese entonces, naciente televisión chilena.

Televisión incipiente y transmisión 'pirata': ¿Cómo se vio en Chile la llegada del hombre a la Luna?

Andrés Bravari y Manuel Mendoza. Foto: ADN.cl

Cuando se cumplen 50 años de la llegada del hombre a la Luna, es tiempo de recordar cómo la televisión local -en ese entonces un medio incipiente- se encargó de mostrarla a los chilenos. De eso conversó con Ciudadano ADN un panel que vivió en primera persona el proceso.

Andrés Bravari, con solo 24 años en 1969, fue uno de los tres jóvenes ingenieros encargados de la Estación Longovilo de Entel, la que permitió a Chile ver el evento. Recordó que el proceso partió con una emergencia que amenazaba con arruinarlo todo.

"El satélite del Atlántico falló y eso nos quitó la posibilidad de recibir la televisión por ahí. Probamos uno del Pacífico en el cual Estados Unidos iba a transmitir el evento a Europa vía Japón, lo buscamos en el horizonte de la Cordillera de la Costa y por un portezuela logramos verlo. La antena tenía un pincel muy fino de recepción y pudimos recibir poco ruido del terreno circundante", narró. 

"Nuestra recepción fue media pirata", confidenció Bravari, quien con su relato derrumba la mitología en torno a que la llegada a la Luna habría sido una puesta en escena del gobierno estadounidense. "Eso es un aval, si hubiera sido una grabación los rusos lo pillan al día siguiente".

Para el profesional, transmitir el evento fue "un sueño realizado". "Teníamos en nuestras manos el top de la tecnología en telecomunicaciones de ese momento: un sistema global satelital que empezaba a desarrollarse. Estábamos echando a andar la primera estación de comunicaciones latinoamericana", relató. La tecnología de dicha estación era tan nueva, contó, que estaba armada sólo con prototipos. "Fallaba una cosa, fallaba otra".

"Pero nuestro lema era mantener a Chile conectado, era la única via internacional de comunicación", afirmó. 

La otra parte del desafío estaba a cargo de los nacientes canales de televisión. "Nuestro gran cliente fue Canal 13. TVN todavía no tenía permisos definitivos y salió al aire con uno provisorio. Eran muy pocas las casas que tenían televisión y se llenaban, llegaban todos los parientes y amigos", recordó Bravari. "A Longovilo también llegó mucha gente".

Manuel Mendoza fue uno de los tres periodistas que estuvo en la transmisión del alunizaje, que organizaron en conjunto las tres estaciones de la época (Canal 13, Canal 9 de la Universidad de Chile, y una a punto de ser inaugurada TVN).

Su participación fue como miembro del equipo de TVN. "No salíamos al aire todavía, estaban las transmisiones experimentales en Arica, Antofagasta y Punta Arenas. Pero el presidente Frei Montalva dijo 'tienen que salir' y los técnicos hicieron lo que tenían que hacer. Canal 13 estaba muy bien organizado", relató.

El periodista había llegado a Chile en mayo de ese año y debió armar un departamento de prensa casi de la nada, apoyado por panelistas ("nosotros éramos neófitos en la carrera espacial"), mientras estudiantes de periodismo de la Universidad Católica que recibían llamados de la gente ("todo el mundo quería saber detalles, no se sabía si los astronautas podían regresar").

El periodista Rodrigo Cerda también intervino en el panel, contando que en la época "se pensaba tener una base en la Luna, pero llegaron los recortes y todo se acabó con el Apolo 17", recalcando que una sola misión tuvo un costo cercano a los 110.000 millones de dólares actuales.  Por eso, asegura Bravari, es perfectamente posible revivir la hazaña de pisar la Luna, "¿pero quién paga?".

También participó de la conversación el ingeniero francés Josain Fabrega, director del área de desarrollo especial de Airbus para Latinoamérica, entregando las proyecciones a futuro que surgen a partir de este logro. "Ir a Marte es el objetivo final", aseguró. "Regresar a la Luna no reviste gran dificultad técnica", dijo, respaldando la opinión de su colega.

La forma de lograrlo, asegura, y teniendo en cuenta la actual situación económica mundial, es contando con una cooperación de varios países, tal como la que se ha logrado en la actual Estación Espacial Internacional. "No puede una sola potencia hacerlo sola". Bravari lo respalda: "Todos los grandes observatorios actuales son consorcios internacionales".

Fabrega explicó que "la historia de la humanidad demuestra que tenemos que ir a otro mundo, y la Luna es la base mas adecuada" como primer paso para saltar al resto del Sistema Solar. Bravari complementa: "No sé si es posible llegar a la Luna y seguir a Marte. Veo más posible instalar en la Luna un gran observatorio".

X