Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


Ricardo Martínez y música AM: "Nunca renegué, a diferencia de los que la toman de placer culpable"

El columnista de Ciudadano ADN presentó su libro "Clásicos AM: historia de la balada romántica latinoamericana", dedicado a rescatar el valor musical y cultural del género.

Ricardo Martínez y música AM: 'Nunca renegué, a diferencia de los que la toman de placer culpable'

Ricardo Martínez y Música AM. Foto: ADN.cl

Conocido de la casa en Ciudadano ADN por su columna "Letra y música", Ricardo Martínez se declaró "muy emocionado" por la buena recepción que está teniendo su recién lanzado libro "Clásicos AM: historia de la balada romántica latinoamericana" (Editorial Planeta), que entrega un completo análisis de un género clave en la historia de la música popular en castellano: la balada romántica.

La publicación es una forma de "ordenar algo que vengo investigando desde hace mucho tiempo, desde antes de las fiestas kitsch y toda la revitalización del género", según contó Martínez, un declarado fan de este tipo de música. "Me ha gustado desde chico, nunca renegué, a diferencia de mucha gente que lo toma como placer culpable".

Una afición que, contó, nació "como a todo el mundo: escuchándola desde chico, viendo la lluvia caer desde la ventana, con el pan con mantequilla y la leche con nata", y escuchando programas de la antigua radio AM, como "El correo de los enamorados", donde "leían cartas de enamorados e iban poniendo estas canciones".

"Es una música doméstica, muchas de estas canciones hablan de lo doméstico", apuntó el investigador y lingüista, que en su rol de profesor universitario ha dictado ramos sobre la balada romántica.

Por eso, dedicó esta columna a revisar hits baladescos que forman parte de la revisión de "Clásicos AM", partiendo desde la canción italiana, que como influencia inicial, juega un rol fundamental en el nacimiento del género. "Los italianos logran conjugar un lenguaje propio. Es clave en intérpretes como Domenico Modugno: que el baladista sienta que está contando su propia historia. Todos los italianos siguieron esa escuela".

Una tendencia que aterriza primero en Brasil, con nombres claves como Roberto Carlos, o en España con José Luis Perales, para profundizarse en Latinoamérica en los años 70 y 80, y en especial en países como México, desde donde surgen nombres como Luis Miguel, Yuri o Pandora, hasta el día de hoy revisados y presentes en fiestas y karaokes. "La balada ha sido muy resistente al olvido. Debe ser porque tenía una musicalización muy atractiva. Hay algo ahí medio misterioso", comentó.

También hubo exponentes locales, y Martínez revisó desde los coqueteos con la balada de Fernando Ubiergo, hasta la música de teleseries ochenteras que jugó un rol importante, donde clásicos del género como "Alguien por quien vivir" (1982) o "La torre 10" (1984), recordados por un Martínez que asegura tener "una pequeña colección capturada desde YouTube de baladas de teleserie".

El género de la balada romántica, según Martínez, comienza a decaer en la segunda mitad de la década de los 80, "cuando los estudios se van a Miami y empieza a sonar una música más automática, no con estas orquestas grandes". El fin de un género que, pese a sus raíces, se vuelve intrínsecamente latinoamericano y se mantiene vivo hasta el día de hoy.

X