Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


Responsables de casa de acogida para niños con cáncer: "Sin financiamiento, vamos a desaparecer"

Mónica Gana y Carola Ruiz compartieron con Ciudadano ADN su experiencia a cargo de una de las casas de acogida que entregan apoyo a niños con cáncer.

Responsables de casa de acogida para niños con cáncer: 'Sin financiamiento, vamos a desaparecer'

Mónica Gana y Carola Ruiz, de Fundación Casa Familia. Foto: ADN.cl

En medio de la crisis del SENAME, las deficiencias del sistema de adopciones y la precaria situación de muchos niños y niñas en el país, la respuesta del Estado no ha sido la suficiente para atenderlos. Una alternativa particular y creciente, pero sin demasiado apoyo estatal, son las casas de acogida, que atienden a más de 20 mil padres o tutores de niños.

La directora ejecutiva de Casa Familia, Mónica Gana, y la asistente social de la fundación, Carola Ruiz, expusieron en Ciudadano ADN su experiencia entregando acompañamiento a niños de hasta 15 años con cáncer, provenientes de diversas zonas del país, mientras dura su tratamiento.

"Ya que se enferme un niño es grave, pero que se tenga que separar de su familia, el drama es mucho mayor. El tema social es súper relevante", expresaron. Su labor, explican, es principalmente de contención, de explicar de qué se trata la enfermedad y "apoyar en este camino que no es fácil".

Para ello cuentan con un equipo "increíble" de psicólogos y voluntarios en áreas como la educación, donde el refuerzo mientras dura la enfermedad es esencial. "Tratamos de identificar habilidades y recursos de ellos para que sean protagonistas de sus propios procesos", explicaron.

Ruiz expresó la urgencia de las casas de acogida de "ser reconocidas en el sistema de salud". "Al ser tan relevantes en la recuperación del niño, nos agrupamos para tener visibilidad y lograr financiamiento regular. Las casas de acogida surgen de la sociedad civil, y si no tienen financiamiento van a tender a desaparecer".

A lo que aspiran, contó la profesional, es a que el Estado, a través de ministerios como el de Salud, se haga cargo de gastos básicos como alojamiento y comida, para ellos poder enfocar sus recursos a intervenciones psicosociales.

"No solo es plata lo que necesitamos, también ser reconocidos, que nos conozcan, debiéramos ser parte del sistema porque somos necesarios", agregó.

Gana, por su parte, contó que Casa Familia fue fundada precisamente por su familia, al verse tocados de cerca por la enfermedad. "Mi papá tuvo cáncer, mi hermana chica también, se vieron obligados a trasladarse a Estados Unidos. Nos separamos. Somos seis hermanos que vivimos el miedo a la separación, el miedo a la muerte. Fuimos al Calvo Mackenna y explicamos que queríamos ayudar, ahí nos dijeron que la necesidad era una casa de acogida". Por eso, asegura, le apasiona el tema y "voy a seguir en esto hasta que este problema esté resuelto en Chile".

Lo mismo siente Ruiz. "Es mi vida, mi pasión. Soy una convencida de que es donde tengo que estar", dijo, agregando que sabe que muchos niños no se mejoran y "eso también es parte del trabajo. Mientras están con nosotros les damos la mejor calidad de vida que podamos".

Las profesionales recordaron que es posible ayudar a su fundación mediante donaciones, las que se pueden efectuar en línea a través de su sitio web.

X