Escucha ahora

ADN Hoy 1ª edición


Reaparece la abeja más grande del mundo en Indonesia: se creía extinta hace 38 años

La abeja gigante de Wallace fue vista tras 38 años al norte de las islas Moluca.

La abeja gigante de Wallace (Megachile pluto), insecto que se creía desaparecido hace casi cuatro décadas, fue vista nuevamente por el ser humano en Indonesia.

Un grupo de investigadores liderados por el fotógrafo Clay Bolt y el entomólogo Eli Wyman avistó al fornido insecto en las islas Molucas durante una expedición realizada en el mes de enero, según detalla Live Science.

Además, ambos presionaron con éxito para que esta especie se incluyera entre las 25 más buscadas del programa de la Global Wildlife Conservation, lo que les permitió enterarse que un ejemplar había sido vendido por eBay a 9 mil dólares en 2018.


 

El equipo se internó en las selvas tropicales de las Molucas del Norte durante casi una semana, donde buscaban el singular nido de las Megachile pluto, que están forrados por resina y tallados en montículos activos de termitas.

Después de varios días de búsqueda y con la esperanza casi perdida, el guía indonesio que los acompañaba encontró al animal dentro de un agujero perforado en uno de estos montículos. 

"Fue un momento increíble darse cuenta de que vinimos por este camino, donde otras personas lo habían buscado, y aquí estábamos: sucios y sudorosos y de alguna manera encontramos al insecto. Para mí, fue un momento de tremenda gratitud", relató Bolt.

Este animal fue bautizado así en honor a su descubridor, el naturalista Alfred Russel Wallace, quien recogió un ejemplar en 1858. En sus registros lo describió como un "gran insecto negro parecido a una avispa, con inmensas fauces como un escarabajo de ciervo".

Más de un siglo después, el himenóptero fue avistado y estudiado con mayor profundidad por el entomólogo Adam Messer en 1981. Desde aquella ocasión nadie había registrado un encuentro con la abeja en los últimos 38 años.

Sus largas mandíbulas son lo más desconcertante en este insecto, ya que no los utiliza para morder, sino para transportar globos de resina a su nido. Son animales solitarios y no suelen tener tendencias agresivas

Te puede interesar: Capturan imágenes de un pingüino emperador completamente negro

X