Escucha ahora

ADN Deportes, tu otra pasión


Paulina "Petiza": La vida de una Bgirl chilena itinerante

Entrenamientos, clases, videoclips, batallas, viajes y danza, así empezó la bailarina de break dance que brilla en distintas partes del mundo.

Paulina 'Petiza': La vida de una Bgirl chilena itinerante

Paulina 'Petiza' Goldsack. Foto: Yalta Summer Jam

Quizás no reconoce el nombre Paulina Goldsack, pero la verdad es que "La Peti" es un miembro activo en cada escena urbana desde hace mucho tiempo. Ha bailado en diferentes espectáculos, incluso puede verla en distintos videoclips de la cantante Mon Laferte; lo cierto, es que la vida de Paulina es danza, esfuerzo, danza, esfuerzo… y danza y esfuerzo.

El bboying se originó en Nueva York, según los registros, en la década del 70, donde las comunidades se juntaban en fiestas clandestinas en un decaído y pobre Bronx. En esas fiestas, estaban los Dj, que mezclaban los vinilos; los MC, que animaban la fiesta con sus rimas; los grafiteros, quienes inundaban con sus pinturas en modo de protesta; y por último, los bboys, estos últimos, bailarines del conocido Break Dance. Bboy son los hombres, bgirl, las mujeres.

Cuando cumplió 18 años, Paulina y sus amigas visitaban las discoteques de Lo Prado y Bellavista donde sólo se movía al ritmo de 50 Cent, Ciara, Usher, T-Pain, y los mejores clásicos del Hip-Hop durante toda la noche; paralelamente, sacó su carrera como actriz en la Universidad Finis Terrae. La carrera artística de Paulina acababa de empezar.

Una vez fuera de la universidad, "Petiza" llegó a Arte en Movimiento invitada por los Power Peralta, fue ahí que, luego de una investigación por los diferentes estilos, conoció la danza urbana.

"Un día fui a un Sudaka y vi a una bgirl, nunca había visto a una mujer bailando break, era Lil Mami. Cuando la vi bailar, morí y dije: 'yo quiero hacer esto, a esto me voy a dedicar’, no creo recordar otra oportunidad en donde yo haya visto a otra mujer bailar break y que me haga vibrar tanto", indicó.

El 2011, Paulina juntó sus ahorros y se dirigió a Los Ángeles en Estados Unidos, donde durante 2 meses, estuvo encerrada en una academia todos los días aprendiendo de los mejores profesores del circuito. "Las primeras semanas no entendía nada, fue súper frustrante", señalaba Paulina sobre su experiencia.

"A la vuelta de Chile, seguí con más clases, eventos en Argentina, recorrí Brasil en el 2013" y luego de tanto trabajo, sacrificio y esfuerzo, una muy mala noticia llegó a la vida de la bailarina. "En febrero del 2014 me detectaron una enfermedad: lupus. Me dio un derrame en un pulmón y eso marcó un antes y un después. Llevaba 3 años dedicándome y luego que me pase esto, fue terrible, estuve pa la 'cagá', fue heavy", dijo.

"Ya 'hueón', no tengo tiempo que perder, tengo que hacer lo que quiero y tengo que hacerlo hoy", dijo.

Dejando la enfermedad atrás y siempre con los cuidados adecuados, el año 2014 Paulina ganó su primer evento Bgirl 1 contra 1, y un pensamiento se le vino a la mente: "Chao, no hay impedimento para estar en las grandes ligas, si tú te alimentas bien y haces las cosas bien, escuchas tu cuerpo y mente, todo va a estar bien", sentenció.

Los siguientes 3 años estuvieron marcados por varios procesos para Paulina, viajó a Nueva York a bailar, grabó una serie de televisión en Valparaíso, y recorrió Europa compitiendo, y más que todo, decidiendo, "¿quiero ser una bgirl de competencia, de show, solo quiero sacar trucos?, todo es válido, pero hay que decidir".

Paulina quedó seleccionada para viajar a México para grabar una película con Mon Laferte, cinta que se dividió en distintos videoclips.

El año pasado, Paulina compitió en la competencia Surbreaker, y el premio fue todo lo que ella quería: la posibilidad de viajar a competir a Japón.

"Todo fue increíble, me fui a Japón. Es la primera vez que me pagaron un pasaje para salir del país a bailar. Quedé en el Top 32. Valoré mucho el trabajo que he hecho y analicé que el sabor latino se impone harto en diferentes partes del mundo", indicó Paulina.

La bailarina juntó dinero y volvió a Europa para una nueva gira de batallas y competencias, "en una competencia acá en Europa, eran 93 bgirl y yo quedé en el top 16, eso me pone muy contenta".

Haciendo una retrospección de su vida, Paulina Petiza indicó decidida que "esto es mi estilo de vida, no lo catalogo como mundo urbano porque esto nace de mí, de mi honestidad, es a lo que me dedico profesional y espiritualmente. Me muevo por ello".

El futuro de Paulina "Petiza" Goldsack contempla el regreso a México en septiembre para ser jurado en distintas competencias que ya están confirmadas; luego, retornar a Chile en diciembre. "Si todo sale bien en México, me iré para allá un buen tiempo", concluyó.

X