Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


Oftalmólogo y el día después del eclipse: "Esto no es un juego, un daño a la retina es irreversible"

Eduardo Prado de la Clínica Indisa alertó en Ciudadano ADN sobre las consecuencias que puede tener el fenómeno en quienes no siguieron las indicaciones.

Oftalmólogo y el día después del eclipse: 'Esto no es un juego, un daño a la retina es irreversible'

Eduardo Prado, oftalmólogo de Clínica Indisa. Foto:

Eduardo Prado, oftalmólogo de la Clínica Indisa, estuvo en Ciudadano ADN alertando sobre las consecuencias que puede tener el eclipse en quienes no siguieron correctamente las indicaciones que se dieron para observarlo.

El profesional aclaró que, a la hora de proteger nuestros ojos ante peligros como mirar de frente al sol, "lo que realmente importa es bloquear los rayos UV infrarrojos que son parte del espectro de la luz, y evitar el daño de la retina". Por eso, durante un eclipse se debe "usar las gafas indicadas con norma ISO para evitar un daño a la retina, que es irreversible".

Entre los síntomas que se deben prestar atención están las imágenes distorsionadas, ver objetos más pequeños o disfunciones en la percepción del color. "Todas son funciones de la retina, estructura que tiene por función ver, tanto en campo visual adecuado como en colores. Una de las características del campo visual es ver una mancha grande (mancha ciega) que todos la tenemos pero que puede estar aumentada si hay daño".

La retina, indicó, es un tejido que "tiene muchas capas, muy delicadas" y ante los peligros que la afectan, como la penetración de rayos, "tiene que llegar sana hasta el final porque es una estructura del sistema nervioso". Prado enfatizó que "esto no es un juego, hay que usar gafas que protejan de la entrada de rayos indeseables a la retina".

Sin embargo, el oftalmólogo aseguró que "la prensa ha hecho una muy buena labor al respecto, tengo la sensación de que la gente sí hizo caso, en el resto de la semana vamos a ver entre los colegas los casos de pacientes que se presenten".

Las lesiones que se producen de inmediato, explicó el facultativo, son "de tipo inflamatorias que no son las que verdaderamente importan. En cambio, "las lesiones que nos preocupan son las que son a futuro, que se pueden dar meses o años después". Sin embargo, aclaró que "no es muy frecuente la retinopatía solar, se va recabando información con nuevos eclipses y los retinólogos van reportando casos".

El médico explicó que "estamos acostumbrados al sol, pero es un fenómeno físico que produce daño como puede producirlo el fuego. El sol también, a través de su irradiación, puede producir quemaduras. El sol puede ser nuestro amigo cuando nos ayuda con la vitamina D, pero nuestro enemigo cuando abusamos de la exposición y nos puede producir daños en la piel, superficie ocular o estructuras sensibles como la retina".

El sol durante un eclipse, dijo el profesional, "es el mismo, sólo cambia una cierta facilidad para verlo, como cuando hay nubes que nos dan la sensación de estar protegidos, pero no cambia, está en su posición de siempre y emite la misma radiación".

También alertó que "como el sol molesta en verano nos ponemos gafas, pero en invierno la radiación UV atraviesa las nubes, y como éstas son un bloqueador de la luz visible, tendemos a exponernos más a la radiación UV en invierno".

Asimismo, el oftalmólogo llamó la atención sobre el excesivo uso de pantallas de computadores o teléfonos propio de nuestra época. "Hoy en día es muy raro encontrar una persona que no use computador o smartphone, entonces se produce mucho fenómeno acomodativo, el cristalino tiene que estar acomodando y desacomodando y eso provoca síntomas. Quizás un niño acomoda y desacomoda con mucha facilidad, pero una persona de 40 años no y provoca síntomas molestos, o la percepción de que ya su función visual no está tan expedita como antes".

X