Escucha ahora

ADN Hoy


Músicos chilenos son parte de "El largo tour" junto a abogados, médicos y psicólogos en poblaciones

Benjamín Walker, Elizabeth Morris e Ismael Oddó contaron en Ciudadano ADN sobre esta iniciativa que busca llevar música y ayuda social a zonas periféricas en medio del estallido.

Músicos chilenos son parte de 'El largo tour' junto a abogados, médicos y psicólogos en poblaciones

Ismael Oddó, Elizabeth Morris y Benjamín Walker. Foto: ADN.cl

El estallido social ha servido para que los músicos chilenos cobren un nuevo protagonismo, y esta vez un grupo de ellos quisieron estar presentes en zonas periféricas, "lugares donde normalmente no llegamos". De eso se trata "El largo tour", según contaron Benjamín Walker, Elizabeth Morris e Ismael Oddó en Ciudadano ADN.

La iniciativa surgió "como una reacción espontánea de los músicos, mas allá de su pertenencia o no a la SCD, que nos juntamos en un chat para organizarnos", según contó Ismael Oddó. Así, alrededor de 40 músicos están "llevando repertorio popular a esos lugares, con poca técnica y mucha voluntad y amor".

Un repertorio que va desde Víctor Jara, Violeta Parra, Sol y Lluvia, Quilapayún e Inti Illimani hasta Los Prisioneros o 31 minutos, Los Prisioneros. Según explicó Oddó, "no anunciamos los shows, la idea es sorprender, y las organizaciones sociales nos acogen en una plaza, un terreno baldío, un parque".

El elemento diferenciador es que, además de la música, un equipo de abogados, médicos y psicólogos hacen atención a la comunidad mientras dura la presentación. De algún modo, "la música es una excusa para poder recibir denuncias y datos de los que está pasando en la periferia", según contó Benjamín Walker.

En este contexto, "está naciendo una recolección de un pasado musical que en algún momento se perdió, hay como un eslabón perdido. La gente se emociona mucho escuchando a Violeta Parra o Víctor Jara, necesitamos retomar esa historia y traerla al presente. Se está abriendo la cabeza de la gente y eso es precioso", expresó Elizabeth Morris.

Walker se mostró "impresionado del estallido, a nivel gráfico, el diseño que ha salido a las calles de forma espontánea es la mejor expresión. La lectura aguda que se va a poder hacer de esta época es increíble". El músico puntualizó que "nací en el 92, y en mi generación nunca habíamos vivido una dinámica social de este tipo", añadiendo que "llevamos 38 días de personas que van imperiosamente a Plaza Italia a marchar, a verse las caras, y las expresiones mayoritarias son de música, de baile, de danza. Me da la sensación que culturalmente estábamos ansiosos por tener este tipo de experiencia colectiva. En lo personal yo necesito vernos, cantar, algo tan contraintuitivo del Chile de hace seis semanas atrás".

Consultada por el polémico uso de "El derecho de vivir en paz" por el gobierno de facto en Bolivia, Elizabeth Morris se mostró "perpleja", agregando que "es una utilización sin permiso, un robo, y más encima para lo que está utilizando", y que "hay gestiones en curso para que se deje de utilizar".

Y frente a los ataques que ha recibido Mon Laferte por sus últimos dichos sobre la violencia en Chile, Ismael Oddó enfatiza que "nos cuadramos con la Mon, que tiene la valentía de decir lo que podría callarse porque está en un lugar de privilegio". Walker agregó que "se está incriminando a la Mon por lo que hablamos todos a viva voz. Yo vi a una artista dispuesta a cancelar su gira por Europa, que tiene un costo tremendo, y lo hizo por el ímpetu sincero de prestar una voz que se escucha como la de ella para dar cuenta de la violencia desde el Estado hacia la gente".

"Me encantaría", dijo Elizabeth Morris al ser consultada respecto a si le gustaría formar parte de quienes escriban la nueva Constitución, asegurando que el aporte de los artistas vendría desde el ser "personas que nos manejamos por las emociones, y se nos olvida, es mal vista la gente sensible y en realidad es una fortaleza, nos hace ser mejores seres humanos".

X