Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


Mauricio Redolés y su diagnóstico del Chile actual: "Algo pasó que nos robaron la rabia"

Invitado a Ciudadano ADN, el músico y poeta dio su análisis de la situación política y de los cambios sociales.

Mauricio Redolés y su diagnóstico del Chile actual: 'Algo pasó que nos robaron la rabia'

Mauricio Redolés. Foto: ADN.cl

Emblemático músico y poeta nacional, y calificado por algunos de provocador y contestatario, Mauricio Redolés siempre tiene algo que decir sobre Chile y su situación política. Y no perdió la oportunidad de hacerlo, en la entrevista de Ciudadano ADN donde adelantó su próximo show en el Teatro Nescafé de las Artes.

Partiendo porque no cree en las nacionalidades. "Los países son una ficción nuestra, de seres humanos, separar al planeta en países, fronteras. Imagina si no hubiesen países y pudiéramos circular por todas partes", dijo, parafraseando a John Lennon, figura a la que, junto a The Beatles, Redolés ha homenajeado de forma recurrente.

Consultado si es que acaso ese chileno "de camisa abierta y pecho chileno" al que le cantaba en los 90 sigue existiendo hoy, Redolés cree que sí. "Hay cambios muy sutiles en veintitantos años, pero en esencia continuamos siendo el mismo. Somos bastante insulares, tendemos a mirar hacia afuera con admiración".

Es precisamente ese Chile noventero el que insistía en calificar a Redolés como un personaje irreverente. De ahí se desprende el recuerdo del incidente en el programa "El Desjueves" de La Red, donde intentó recitar un poema de Nicanor Parra donde "el viejo se culiaba a la muerte". "Generó un escándalo, fui censurado, el Che Copete era un niño de jardín comparado con esa irrupción mía. Mucha gente me llamó amenazándome poco menos que de muerte por haber ensuciado ese templo de la televisión chilena", dijo.

Impresionado con el paso de los años, Redolés siente que "algo pasó en Chile que nos robaron la rabia, para protestar, para proteger a los más débiles, para decir esto no es justo. Eso (antes) existió. No estoy hablando del odio. No hay una rabia que diga esto no puede seguir pasando".

Reconocido como vecino del barrio Yungay ("semi abandonado, pero subsiste"), que hoy es uno de los lugares con mayor presencia de inmigrantes ("hay un color muy bonito, es un barrio multicultural hoy en día"), Redolés valora el activismo callejero. "Yo salí con mi mujer a la Plaza Yungay para el caceroleo de los profesores, fue bonito vernos con los vecinos y decirnos aquí estamos, por lo menos queremos que la ministra reciba a los profesores y los escuche", contó.

Admirador confeso de Carmen Hertz y Daniel Jadue, a quienes reconoce como "políticos que enaltecen la política", no tiene palabras igual de favorables para los nuevos referentes progresistas. "Nunca vi a Giorgio Jackson, a Gabriel Boric, a Camila Vallejo, a Karol Cariola acompañando a los profesores. Pero mira la consecuencia de Hertz, la creatividad de Jadue. Admiro a la gente que está tratando de hacer de la política una actividad honesta. Despotricar contra la política es el mejor caldo de cultivo para el fascismo. Eso ya nos pasó el 73, que no nos vuelva a pasar".

X