Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


María Victoria Peralta, Premio Nacional de Educación: "Nos educaron mal en el apostolado"

La educadora de párvulos, primera en la historia de Chile en obtener el reconocimiento, entregó en Ciudadano ADN su mirada hacia la educación preescolar.

María Victoria Peralta, Premio Nacional de Educación: 'Nos educaron mal en el apostolado'

María Victoria Peralta. Foto: ADN

Como "un orgullo, pero una enorme responsabilidad" definió en entrevista con Ciudadano ADN la educadora de párvulos María Victoria Peralta, su obtención del Premio Nacional de Educación 2019, que por primera vez recae en manos de una parvularia. 

"El martes se supo, y la educación parvularia ha estado de fiesta", comentó quien ahora se siente responsable de "dar a conocer la seriedad y la importancia que tiene. Nos educaron malamente en el apostolado, pero somos profesionales de la educación".

La también docente e investigadora en educación de la primera infancia recalcó que esta etapa del aprendizaje tiene la relevancia de "marcar el mundo de los afectos, y las primeras experiencias cognitivas. Aquí se plasma la base de todo".

"Y ese es el problema, que la mayoría no visualiza la importancia de este nivel es la formación del desarrollo integral", agregó, criticando que muchas veces se le piden "cosas sin importancia, como que el niño rellene patitos, y todos amarillos cuando son de distintos colores".

"Nos ha costado mucho sacar esa mirada infantil de la educación parvularia", comentó la profesional, que también rescató la importancia de "no solo lo que pasa al interior del jardín, sino lo que pasa con la familia. Si está ocupada y con miles de necesidades, todo se resiente".

Las nuevas tendencias en educación, explicó, buscan tener "un rol mucho más protagónico del niño", el que no es tomado como "un ser al que yo le obligo como adulto a hacer algunas cosas".

"Tendemos a darle todo hecho, pero si al niño le preguntas por qué el cielo es celeste, no nos va a dar la respuesta científica, pero puede decir 'porque un gigante enorme lo pintó con un tarro grande'. Eso es maravilloso, porque después va a ser ese ciudadano creativo que va a hacer las miles de cosas que necesita esta sociedad actual", comentó Peralta, agregando que a través del acceso actual a la tecnología "los niños saben mucho más de lo que nosotros sospechamos".

Para la educadora, uno de los problemas centrales es que "las grandes preguntas que hay que hacerse frente a la educación, no las hemos hecho en los últimos años. ¿Qué sociedad queremos? ¿Una más humana, o una de trabajadores, competitiva? A veces me asusto al ver la presión en niños de 4 a 5 años, y hasta en salacuna. He visto números en salacunas".

También criticó instancias como el "after school", donde “aparte de la siutiquería de hablar todo en inglés, un niño que está 7, 8 horas en un jardín y después se va a un after school, es un niño que está tantas horas sin contacto con su familia, pero no es un niño feliz. Eso está satisfaciendo nuestras necesidades como adultos, no las de él", asegura, detectando que se trata de una respuesta a las largas jornadas laborales de los padres y los problemas para el cuidado. "Pero en los países de avanzada se trabaja hasta las cinco de la tarde y después se abre una ciudad con museos, parques, cosas artísticas, para una sociedad más humana. Y yo me pregunto, ¿nuestro Chile es una sociedad humana, donde estamos contentos todos, en especial los niños?".

Por eso, su invitación es a "hacer un consenso social" con el fin de buscar programas adecuados y formas de financiamiento que los hagan posibles, porque "este país tiene maravillosos ingenieros comerciales y abogados que se pueden encargar de eso, ¿pero cuándo vamos a hablar de educación?".

X