Escucha ahora

Actualidad, deportes, noticias


Locatarios del Barrio Bellavista enfrentan gran baja de público: "Estamos resistiendo y atendiendo"

Alberto Agostini, dueño del Backstage y Juan Pablo Sáez, del Teatro San Ginés, conversaron con Ciudadano ADN sobre cómo están enfrentando el escenario durante la crisis social.

Locatarios del Barrio Bellavista enfrentan gran baja de público: 'Estamos resistiendo y atendiendo'

Barrio Bellavista (referencial). Foto: Agencia Uno

Uno de los barrios cuyo comercio se ha visto más afectado a causa del estallido social es el Barrio Bellavista, eminentemente turístico, artístico y gastronómico, y en el que trabajan cerca de 10.000 personas, pero hoy está con ventas que han caído en un 70%.

Por eso, Ciudadano ADN conversó con Alberto Agostini, dueño del restaurante Backstage del Patio Bellavista; y con Juan Pablo Sáez, del Teatro San Ginés. Agostini confesó que los locatarios están "muy golpeados, principalmente en lo anímico", aunque asegura que "hemos pasado desde el terror al ánimo para poder seguir adelante por nuestros trabajadores y por nuestros clientes".

Ante los rumores de cierre del Patio Bellavista que han inundado redes sociales, Agostini fue enfático: "Hay muchas fake news, y yo te puedo asegurar que esa no es una realidad".

Juan Pablo Sáez, por su parte, afirmó que "incluso cuando hay marchas con hechos de violencia, estamos abiertos igual". El actor y empresario teatral aseguró que "estamos de acuerdo con el fondo de las reivindicaciones, y sentimos que somos lugares de utilidad pública, para que la gente salga del agobio", y también contó que el Teatro San Ginés recibe a "gente que viene directo de la marcha".

Pese al complejo panorama, Alberto Agostini valoró la unión que se ha logrado entre los locatarios. "Antes no los conocía o no los saludaba, hoy día nos queremos. Yo creo que al final de este proceso vamos a ser mejores personas". El empresario sostuvo que "estamos preocupados de todo el barrio, en conversaciones con artesanos, porque el barrio se ve afectado en su totalidad", pero destacó la "resiliencia de todos nosotros que estamos abriendo. Hay una barricada, cerramos la cortina, después la abrimos. Estamos resistiendo y atendiendo. Estamos tratando de sobrevivir".

Una supervivencia en la que "es real que algunos restaurantes han tenido que despedir a algunos de sus garzones, y los teatros hemos tenido que bajar parte de nuestra programación", según advirtió Sáez, quien enfatizó, como parte del ambiente cultural del barrio, que "los artistas estamos muy afectados con las muertes, con las personas que han perdido sus ojos. No se ve una luz de salida. Hay momentos en que se ve todo oscuro".

Sáez también contó que, por el momento, "dejamos de lado los estrenos porque se necesita un ambiente de difusión que no podemos hacer" y que en el caso de montajes como "La verdad" "abrimos los jueves populares con entradas mucho más baratas". Del mismo modo, dijo, "estamos haciendo cabildos, reunión con dueños de restaurantes y garzones para ver cómo nos apoyamos".

X